Colombia.com Bogotá Jueves, 02 / Mar / 2017

Elefante africano: El mamífero que menos duerme

Los elefantes africanos son los animales terrestres más grandes del mundo y, según evidencias científicas, serían los mamíferos de mayor tamaño que tienden a dormir menos.

Elefante africano: El mamífero que menos duerme
Elefante africano. Foto:EFE

Los elefantes salvajes de África solo duermen en promedio dos horas al día, el menor tiempo registrado nunca en un mamífero, y a menudo pasan cerca de dos días sin dormir, según un estudio publicado por la revista Plos One.

Hasta ahora, muchos estudios sobre cómo duermen los elefantes habían indicado una media de entre cuatro y seis horas diarias.

Los estudios se hicieron con animales en cautiverio por tanto no pudieron distinguir con precisión el periodo en el que dormían y en el que solo reposaban.

Te puede interesar: Mamut lanudo está a punto de volver a existir

Para analizar con más detalle cómo duermen los elefantes salvajes, los científicos de la Universidad del Witwatersrand (Sudáfrica) estudiaron a dos elefantas en libertad en el parque Nacional de Chobe, en Botsuana, durante 35 días.

Los investigadores pusieron en la trompa de las elefantas un dispositivo de seguimiento de actividad física para estudiar el sueño de manera precisa, además de un collar con un giroscopio para registrar la posición durante el sueño.

Hasta 46 horas sin dormir

En varios días durante el periodo del estudio, las elefantas estuvieron sin dormir hasta 46 horas, viajaron distancias de unos 30 kilómetros, posiblemente perturbadas por leones o cazadores.

Te puede interesar: El Salvador: Hipopótamo muere tras brutal golpiza

Además, las elefantas durmieron tumbadas solo unas pocas noches, lo que podría limitar la fase REM de sueño profundo y suscita interrogantes sobre cuándo estos animales experimentan este estadio del sueño.

“Parece que los elefantes solo entran en la fase REM del sueño, cada tres o cuatro días, lo que hace que su patrón de sueño sea único”, explica el autor principal del estudio, Paul Manger.

Los investigadores defienden que, aunque solo estudiaron a dos elefantas, su trabajo proporciona conocimientos sobre cómo duermen los animales salvajes.

EFE