¿El grito sexual de un pez mexicano puede causar sordera a los delfines?

Una especie de pez mexicano grita tanto para aparearse que puede causar sordera a algunos mamíferos, como los delfines.

Mié, 20 / Dic / 2017 5:20 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Mié, 20 / Dic / 2017 5:20 pm

Una especie de pez mexicano grita tanto para aparearse que puede causar sordera a algunos mamíferos, como los delfines.

Según un estudio publicado el miércoles, indica que una especie de pez mexicano al momento de aparearse produce un ‘grito sexual’ que puede causar sordera en delfines, que llama además a preservar este 'espectáculo' amenazado por la sobrepesca.

Te puede interesar: Asia: Científicos descubren 115 especies jamás antes vistas

La corvina del Golfo de California emite una llamada de apareamiento parecida a una 'verdadera ametralladora' con sonidos rápidos y múltiples, indicó el estudio publicado en la revista Biology Letters de la Royal Society.

Y cuando centenares de miles de peces se reúnen para reproducirse una vez al año, "el coro colectivo suena como una multitud aplaudiendo en un estadio", aseguró a la AFP el coautor del estudio Timothy Rowell, de la Universidad de San Diego.

"Los niveles de sonido son tan ruidosos que pueden causar sordera temporal o incluso de forma definitiva en mamíferos marinos observados mientras daban caza a los peces", añadió.

Rowell y su colega Brad Erisman, de la Universidad de Texas, utilizaron un mecanismo especializado para escuchar en su momento reproductivo a la corvina del Golfo, un pescado muy popular.

Cada primavera, todos los adultos de la especie migran a un solo lugar - el delta del río Colorado en el extremo norte del golfo de California, en México - para el desove de varios millones de ejemplares.

El evento reúne durante varias semanas a todas las corvinas del mundo en menos del 1% del espacio que ocupan normalmente.

Durante este tiempo, las corvinas macho emiten unos sonidos que se escuchan en la superficie, atrayendo a los barcos de pesca.

Con una sola red, se pueden recoger hasta dos toneladas de corvinas en varios minutos, según los autores del estudio.

AFP.