Por: Carlos Espitia con información de Areandina • Colombia.com

Las recomendaciones de los expertos para evitar ser víctimas de los delincuentes al momento de hacer transacciones virtuales

Te mostramos las claves para que no seas una víctima más de las modalidades de hurto y estafa por internet.

Las transacciones virtuales se volvieron una necesidad desde que inició la pandemia de la COVID-19. Foto: Shutterstock
Las transacciones virtuales se volvieron una necesidad desde que inició la pandemia de la COVID-19. Foto: Shutterstock

Te mostramos las claves para que no seas una víctima más de las modalidades de hurto y estafa por internet.

La emergencia sanitaria de la COVID-19 obligó a que la humanidad desarrollara sus actividades cotidianas de una manera diferente, donde nos vimos obligados a recurrir a la tecnología y a muchas aplicaciones alojadas en la web, donde se tuvo que demostrar que existían mecanismos, técnicas y herramientas con la capacidad de brindar soluciones en tiempo real, no solo para las organizaciones sino para el ciudadano común.

De acuerdo con Julio Alberto Castillo Ramírez, director del programa de Ingeniería de Sistemas virtual de Areandina: “Tuvimos que implementar mecanismos innovadores para efectuar transacciones a través de aplicaciones más dinámicas, así como el hecho de que los delincuentes informáticos se han vuelto más organizados y sus ataques más sofisticados. Por ende, es de suma importancia hacer una evaluación periódica de los riesgos que se presentan al momento de realizar transacciones electrónicas”.

Para el director Castillo, los servicios de pago por Internet que brindan las empresas prestadoras de servicios deben hacer recomendaciones a los usuarios sobre la forma más segura para hacer sus procedimientos por medio de sus aplicaciones y brindar información pertinente al momento de realizar transacciones electrónicas en el hogar, ya que, como él mismo asegura, “éstas deben con un nivel de seguridad apropiado y evitar fraudes a través de estos medios”.

El director Castillo señala algunas recomendaciones que son de gran ayuda al momento de hacer transacciones desde casa:

  1. Manejo de datos: las entidades financieras jamás solicitan algún tipo de dato a través de correo electrónico o por medio de llamadas, por lo tanto, abstenerse de enviar información sobre usuarios, contraseñas o información relevante a través de estos medios. 
  2. Crear una clave segura: cuando se acceda a alguna aplicación para realizar transacciones electrónicas, es importante crear claves robustas, donde se usen letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales y como mínimo, que la extensión de la contraseña sea de 8 dígitos. 
  3. Evitar la obviedad: al momento de crear las contraseñas, que ésta no tenga datos básicos del usuario como por ejemplo una fecha especial, nombre de los hijos y cambiarlas periódicamente.
  4. Sitios web seguros: cuando se realice una transacción bancaria, es importante acceder al sitio del banco en una pestaña o ventana de incógnito y asegurarse de la dirección correcta del banco iniciando con la extensión HTTPS o que el navegador muestre un candado cerrado. Esto indica que el sitio es seguro.
  5. Contar con un antivirus legal: se recomienda contar con un paquete antivirus confiable para evitar fraudes digitales o robos de información.
  6. Verificación firewall: revisar la configuración del firewall o cortafuegos del computador para conocer las páginas que permiten su navegación o cuales están bloqueadas. 
  7. Conexión confiable: evitar al máximo las transacciones desde una red Wifi pública, ya que ésta trae muchos riesgos.
  8. Transacción segura: tener a la mano los elementos necesarios al momento de realizar la transacción y al terminar el proceso, verificar que la sesión se cerró de manera completa.

Es muy importante acatar sugerencias de expertos en seguridad informática y aplicar las acciones que estén a nuestro alcance con el objetivo de asegurar la información y sobre todo, al momento de realizar transacciones desde el hogar, ya que los delincuentes informáticos están atentos a detectar vulnerabilidades en la web, aprovechando descuidos por parte de usuarios para cometer sus fechorías, ocasionando grandes perjuicios a la sociedad en general.

Artículos Relacionados

+ Artículos