Colombia.com Bogotá Viernes, 08 / Feb / 2019

Colombia consolida su crecimiento en compras realizadas a través de Internet

Un total de 170 millones de compras electrónicas se produjeron en Colombia en el primer semestre del pasado año.

Colombia se ha consolidado como un país que integra grandes posibilidades de avance tecnológico. Foto: Shutterstock
Colombia se ha consolidado como un país que integra grandes posibilidades de avance tecnológico. Foto: Shutterstock

Un dato que refuerza significativamente la idea de que el comercio online en este país continúa creciendo a buen ritmo. Y es que estos números aumentaron en casi un 20% con respecto al año anterior.

Se trata de una serie de números cuya procedencia parte de los diversos modos de transacción que podemos encontrar en internet, como son los pagos seguros en línea, los pagos electrónicos entre bancos y los pagos fiscales digitales.

Todo un compendio de opciones disponibles en miles de sitios web, bien para construir mercado, liquidar facturas o comprar artículos.

Según un sitio especializado en las compras online, https://comprasporinternet-colombia.com/ se destaca por aportar información útil sobre las mejores páginas donde comprar en internet, además de aportar claves imprescindibles sobre seguridad y numerosos consejos e ideas en torno a las compras online.

De esta forma, el comercio online en el país cafetero ha logrado crear unos mayores índices de confianza entre los usuarios, como muestran sus movimientos en este tipo de interacciones a través de la red.

En 2018 se registró el incremento más grande de pagos seguros en línea dentro de las transacciones electrónicas colombianas. Un plus que vino definido por un crecimiento de casi el 40% con respecto al año anterior, es decir, un total de casi 80 millones de pago, lo que supuso 20 mil millones de euros.

De igual modo, las transferencias entre entidades bancarias ascendieron en torno al 20%, oscilando de 40 a 50 millones de transferencias en los seis primeros meses, lo que se tradujo en 95 mil millones de euros. En este sentido, tampoco los pagos fiscales se quedaron atrás, ya que éstos experimentaron un ascenso del 4%: 40 millones de pagos.

Durante esta primera curva del año, los mercados más importantes a los que va destinado este dinero son las plataformas de pago intermediarias entre clientes y empresas por la compraventa de productos (18%), la seguridad social (18%), la órbita financiera (14%), la tecnología (14%), el Estado (13%) y los servicios públicos (8%).

Colombia se ha consolidado como un país que integra grandes posibilidades de avance tecnológico con respecto al resto de la región. En este sentido se ha manifestado Rappi, la web de entregas a domicilio del país, afirmando que sus ventas aumentan un 25% al mes, alcanzando a día de hoy el millón.

PayU es otro de los ejemplos más notorios. Esta compañía de pagos por internet ejemplifica bien la buena salud del comercio electrónico en Colombia, y es que su crecimiento ha llegado al 50% anual y continúa en pleno ascenso. Tal es el buen estado de salud del que goza el país en estos términos, que éste año la tienda online más grande del mundo, Amazon Colombia, abrirá su negocio en el país

Un trayecto pendiente

Aunque los datos son optimistas e invitan a la esperanza con respecto al crecimiento del comercio electrónico en Colombia, todavía resisten algunos inconvenientes que pueden provocar un aumento lento de los números en los próximos años. De esta forma, es importante prestar una atención especial a elementos clave como la infraestructura, la seguridad o los modos de pago, entre otros.

Colombia cuenta con un potencial muy rico a la hora de alcanzar los primeros puestos del podio latinoamericano en lo que a compras por internet se refiere. El único inconveniente visible pasa por la autoestima, ya que en este sentido el asunto está un tanto debilitado. Aun así, las expectativas están claras y bien definidas: llegar al tercer puesto, tras Brasil y México, dentro del universo del comercio electrónico.

Además de esto, es crucial que el papel de los gobiernos pase por invertir en el desarrollo de nuevas tecnologías, así como mantener una constante de formación y información puesta al servicio de los consumidores bajo la finalidad de reforzar la confianza.

En cuanto a la dirección a la que apuntan las necesidades e inquietudes de los consumidores a través de las compras en internet, éstas se inclinan especialmente hacia categorías como restaurantes, tecnología, electrónica, salud, cuidado personal, ropa y deporte.

En definitiva, se trata de un sector que ha llegado a Colombia para quedarse y crecer. Ahora sólo resta que las condiciones óptimas para ello se mantengan en el tiempo y se perfeccionen hasta alcanzar su mejor rendimiento en el mercado.

Redacción Tecnología - Colombia.com