Por: Redacción Turismo • Colombia.com

Olaya, Antioquia, tierra montañera con un encanto vinícola único

El municipio de Olaya en Antioquia es una tierra montañera con un encanto vinícola único porque en sus tierras se cultiva una uva de calidad suprema que da origen a un vino colombiano premiado internacionalmente.

Entre las montañas y bañado por el río Cauca se encuentra Olaya, hermoso municipio antioqueño. Foto: Twitter @PaolaHolguin
Entre las montañas y bañado por el río Cauca se encuentra Olaya, hermoso municipio antioqueño. Foto: Twitter @PaolaHolguin

El municipio de Olaya en Antioquia es una tierra montañera con un encanto vinícola único porque en sus tierras se cultiva una uva de calidad suprema que da origen a un vino colombiano premiado internacionalmente.

Colombia no ha sido tradicionalmente una tierra vinícola, hubo algunos cultivos en el Valle del Cauca, pero luego la escasa producción de vinos dejó de existir y como era costumbre de antaño, estos siempre provenían de Chile, Argentina y Europa.

Un hombre decidió en el año 2007 aventurarse a la producción de vinos, una idea que muchos consideraron descabellada y que seguramente moriría en el intento, pero su tenacidad y empuje lo llevaron a cristalizar su idea, y no solo tuvo éxito, sino que su esfuerzo le ha dado al municipio un turismo que alrededor del vino colabora con el conocimiento y la economía de una región.

Enclavado en el cañón del río Cauca se encuentra Olaya, un municipio cuyo apelativo es “tierra mágica de atardeceres y montañas”, y como la mayoría de los municipios del departamento de Antioquia tiene a las montañas como guardianas de una tierra bendecida por la naturaleza.

Los que saben de vinos, que en Colombia no son muchos, no creyeron que un viñedo pudiese prosperar en medio de las montañas, no consideraban que sus suelos fuesen aptos, pero Carlos Bravo, el emprendedor antioqueño, sabía que la geografía de la región le daría a su proyecto un carácter único, pues no solo lograría producir vino, sino que elaboraría uno de los mejores.

En un espacio de 18 hectáreas se creó Villa Sicilia y sus vinos estaban tocados por la gran luminosidad que produce el cañón del río Cauca, la riqueza mineral del suelo y el frío del páramo de Belmira, el resultado: un vino colombiano premiado en los festivales y certámenes más importantes del mundo, apetecido y cada vez más reconocido.

El vino de Villa Sicilia atrae visitantes de todo el país, hecho que ha obligado al municipio de Olaya a tener que adaptar una modesta infraestructura para un incipiente turismo debido a que la población es de las más pequeñas del departamento, pero su potencial es enorme debido a la belleza de su región, al encanto de su gente y los vinos, elementos que en tan solo una década son referencia de la población.

Villa Sicilia trabaja por la economía de Olaya, pues no solo contribuye con empleos para varios de sus pobladores, sino que colabora con la formación del turismo en la región, pues cuenta con un hotel de hermosa arquitectura heredada de la cercana Santa Fe de Antioquia que gira en torno a la experiencia vinícola, sin duda una combinación magnífica que la convierte en única, un atractivo para los visitantes.

Vale la pena descubrir Olaya, sus vinos, montañas y gente; un lugar realmente encantador que merece ser promocionado ante el mundo.

TAGS: Antioquia, Olaya

Artículos Relacionados

+ Artículos