Colombia.com Bogotá Viernes, 19 / Abr / 2019

¿Qué se conmemora el Viernes Santo?

Es un día de profunda reflexión para los católicos

El Via Crucis es el momento más importante del Viernes Santo: Shutterstock
El Via Crucis es el momento más importante del Viernes Santo: Shutterstock

El Viernes Santo es el segundo día de lo que se denomina como Triduo Pascual, el periodo de la Semana Santa que conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús. El Viernes Santo es particularmente especial para la Iglesia Católica ya que en este día se recuerda la crucifixión de Jesús de Nazaret. 

Pero este día tiene cinco acontecimientos clave en la historia de la muerte y la resurrección de Jesús: la condena de Jesús, el camino y la posterior crucifixión, sus últimas palabras antes de su muerte y la sepultura del cuerpo de Cristo.

La condena de Jesús

Luego de ser apresado en el huerto de Getsemaní, los sumos sacerdotes (que fueron quienes insistieron para crucificar a Jesús, según ellos por ser un falso profeta y un “alborotador”) decidieron llevar a Jesús ante Poncio Pilatos, quien se desempeñaba como quinto prefecto de la provincia romana de Judea. En un principio, Pilatos no vio ningún motivo para condenarlo pero luego cedió ante la presión de la gran cantidad de personas que pedían su crucifixión. 

Posteriormente y según el Evangelio según San Mateo, Poncio Pilatos realizó el gesto de lavarse las manos con agua para dejar claro que él no sería el responsable del destino de Jesús.

 

En un último intento Pilatos ofreció liberar a uno de los prisioneros (algo que era costumbre en la Pascua) y así ofreció al pueblo la posibilidad de elegir entre Jesús de Nazaret y un ladrón muy conocido llamado Barrabás. Al ver la reacción de los manifestantes Pilatos decidió liberar a Barrabás y dar paso a la condena de Jesús.

La pasión de Jesús

Los evangelios de la Biblia relatan el maltrato al que se vio sometido Jesús de Nazaret ya que los solados que lo custodiaban lo despojaron de sus vestiduras (además de echarlas a suerte para ver quien se las quedaba) lo azotaron y le colocaron una corona de espinas en la cabeza.

Luego le hicieron cargar la cruz en la que moriría hasta el Gólgota, un monte a las afueras de la ciudad de Jerusalén. Una vez allí fue crucificado entre dos ladrones y en la parte superior de su cruz le fue colocado un cartel con la expresión INRI, que significa "Jesús el Nazareno, Rey de los Judíos. Según cuenta el Evangelio de San Juan, los sumos sacerdotes que habían pedido la crucifixión de Jesús le protestaron a Pilatos por dicho cartel pero el solo les respondió: "Lo escrito, escrito está".

Sus últimas palabras

Sobre este suceso varios de los evangelios de la Biblia describen las últimas palabras de Jesús antes de morir. Primero, según se describe en los evangelios de San Mateo y San Marcos, Jesús exclamó gritando a los cielos: "Eli, Eli, Lamma Sabacthani", que significa "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?". Luego, según se puede leer en Evangelio según San Lucas Jesús dijo "Padre mío, en tus manos encomiendo mi espíritu". Por último, en el evangelio de San Juan se relata que las últimas palabras de Jesús antes de morir fueron: "Todo está cumplido".

Luego de su fallecimiento, los evangelios relatan que toda clase de cosas inexplicables pasaron. Según se cuenta en las escrituras el velo del templo se rasgó en dos partes de arriba a abajo, la tierra tembló y algunos de los cuerpos de quienes habían muerto resucitaron. Estos hechos hicieron que varios de los que habían participado en la crucifixión de Jesús se dieran cuenta de que él en realidad si era el hijo de Dios.

La sepultura del cuerpo de Jesús

Unas horas después de su muerte el cuerpo de Jesús fue descendido de la cruz. Quien le pidió el cuerpo de Jesús a Poncio Pilatos fue José de Arimatea que según las escrituras era una persona ilustre y senador. Pilatos accedió y José de Arimatea envolvió el cuerpo en una sábana y lo llevó a un sepulcro que estaba sellado por una gran piedra.

De esta forma, el Viernes Santo no solo conmemora la crucifixión de Jesús, sino como este gesto de entregar su cuerpo y su sangre llevó al perdón de los pecados para la salvación de hombre.

También puedes leer: Semana Santa: ¿Qué significa para los cristianos?

Redacción Actualidad - Colombia.com