Actualización: Mar, 27 / Oct / 2015 4:45 pm
Martes, 27 / Oct / 2015

¿La vida te ha transformado en alguien “insensible”?

En la vida hay situaciones o circunstancias que nos hacen madurar, aprendes y creces como personas.

¿La vida te ha transformado en alguien “insensible”?
¿La vida te ha transformado en alguien “insensible”?

Nadie está preparado para los cambios, pero son estos sucesos (abruptos en muchos casos) que te hacen cambiar la perspectiva que tienes sobre las cosas, cómo las enfrentas, cómo las vives y sobretodo cómo te afectan.

Algunas de estas situaciones son las que te hacen cambiar tu visión de las cosas, muchas veces estos sucesos cambia definitivamente parte de tu personalidad. ¿Por qué? Porque puede que las cosas que hayas pasado hayan sido tan duras que han tenido el poder de cambiarte el “chip”. De pronto miras atrás y te das cuenta que en el camino de convertirte en quien eres ahora perdiste alguna pieza de lo que fuiste.

Te puede interesar: ¿Cómo hay personas que no son celosas?

Muchas veces tienes la mala suerte de vivir una serie de hechos desafortunados que te hacen cambiar y volverte más “dura e insensible”. Hay momentos en que los problemas no paran y la vida no deja de darte lecciones de una forma extraña

Pasan tantas cosas en la vida que te obligan a cambiar radicalmente, a ponerte una coraza contra el mundo. De pronto dejan de importarte las cosas, dejas de entregarte por completo y te pones un freno para no salir lastimada, dejas de interesarte por los demás para ser un poco “egoísta” y pensar en ti. Porque pasaste tanto tiempo poniendo al resto primero que ya te aburriste de no darte la importancia que desde un principio debiste.

De pronto las cosas dejan de importarte tanto como antes, de pronto te das cuenta que dejaste los sentimientos de lado y te volviste mucho más racional. Ya no hay casi nada que te importe demasiado, la mayoría de las cosas te resulta indiferente.

Llegas a un estado mental donde casi todo te importa un comino, las situaciones extremadamente tristes no te afectan (porque ya viviste muchas), a las peleas y discusiones ya no les das la importancia de antes. Todos esto puede ser ocasionado por conflictos familiares, rupturas, fallecimientos de personajes especiales, haber sufrido de bullying y/o algún tipo de acoso o discriminación.

No está mal que te protejas del mundo, de hecho todos deberíamos hacerlo, pero no puedes dejar de lado tus sentimientos, ser vulnerable es algo que debemos hacer todos en algún momento. Tienes que empezar a perdonar, a ti y tus errores cometidos, a las personas que te lastimaron, a la vida por quitarte a esas personas que ahora solo van contigo de forma espiritual. Perdonar y dejar ir es la única manera de volver a sentir.

Fuente: whatthegirl.com