Actualización: Vie, 28 / Jun / 2019 9:51 am
Colombia.com Bogotá Vie, 28 / Jun / 2019 9:37 am

Terapias grupales disminuirían síntomas de la depresión

Al aplicar estas intervenciones psicoterapéuticas los participantes del estudio mostraron una reducción de los síntomas que caracterizaban su estado depresivo y que les impedían desarrollar actividades cotidianas como dormir o hablar sobre sí mismos.

Terapias grupales disminuirían síntomas de la depresión
Salir de la depresión con apoyo. Foto: Shutterstock

Estos fueron los resultados del estudio realizado por Olmo Jesús Federico Sierra Moreno, magíster en Psicología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien evaluó los efectos que podía tener una psicoterapia grupal desde el modelo psicodinámico en personas diagnosticadas previamente con trastorno de depresión.

El modelo psicodinámico hace referencia a una metodología que surge de los postulados del psicoanálisis, que cree en la existencia de un inconsciente en el que hay aspectos que los sujetos desconocen sobre sí mismos y que también pueden influir en enfermedades mentales como la depresión.

Foto: Shutterstock

Según explica el investigador, los tratamientos para la depresión que se hacen actualmente en el país por vía psicológica pueden ser lentos, debido a que se realizan mediante sesiones individuales de 20 minutos que no permiten abordar a profundidad la enfermedad. Por este motivo, en las EPS suele abordarse el tema desde una estrategia psiquiátrica y con medicación.

“Lo novedoso del tratamiento que planteamos es que se podría aplicar de manera grupal en sesiones de dos horas, que permiten abordar mejor a los pacientes”, comenta el investigador, quien construyó una intervención de 10 sesiones para un grupo de cinco personas, cada una con una duración aproximada de 2,5 a 3 horas.

El propósito de la terapia era brindar un espacio que mejorara del estado de ánimo de cada participante, ayudar en la elaboración de duelos inconclusos, análisis y aprendizaje de sentimientos y experiencias vividas en su historia, buscando la integración de aspectos de sus vidas que habían sido relegados a causa de sus padecimientos.

“En las sesiones se trabajaba la historia de vida de cada paciente, los problemas que ha tenido a lo largo de su existencia, la forma en la que ha pretendido a solucionarlos y cómo se manifiestan estos en la actualidad”, detalla el magíster, y añade que el objetivo es estudiar el pasado, porque parte de enfermedades como la depresión está relacionada con aspectos que no se han tratado y resurgen.

“Normalmente la persona lo desconoce, por eso es necesario brindarle el espacio para que a través de la palabra, de su lenguaje y de su discurso comprenda lo que le está pasando en ese momento de su vida”, asegura el investigador Sierra.

Foto: Shutterstock

La labor del terapeuta se centró en la creación del grupo, ser el soporte y brindar un ambiente controlado, además de interpretar en medio de las sesiones el discurso de los miembros del grupo, realizar devoluciones, confrontaciones y reflejos sobre lo que decían, con la idea de integrar aspectos rezagados en la vida de cada uno.

Los efectos de estas intervenciones se estimaron mediante instrumentos aplicados antes y después de todas las sesiones, como la escala de calificación de la depresión Montgomery-Asberg, el Cuestionario sobre la Salud del Paciente (PHQ-9), la Escala de Calidad de Vida para la Depresión (QLDS) y una entrevista no estructurada.

La medición anterior a la intervención mostró que los miembros del grupo padecían de depresión en niveles moderados y graves que afectaban su calidad de vida. La medida posterior indicó disminución en la media del PHQ-9 y en la escala Montgomery, pero no en el QLDS, lo que quiere decir que hubo un cambio en la sintomatología, aunque no se ve reflejada en la calidad de vida.

Foto: Shutterstock

Sin embargo, según comentó el magíster, el resultado de este último aspecto se contradice con los cambios reconocidos por los participantes en las últimas sesiones y en la entrevista final. La terapia contribuyó a que los miembros del grupo tuvieran una disminución de los síntomas depresivos que les impedían desarrollar sus actividades cotidianas, hablar sobre sí mismos, dormir y disfrutar de las cosas que hacían.

Cabe señalar que en el estudio se evidenció una disminución en los síntomas depresivos, pero no se elimina totalmente la depresión. Esto no iría en contravía con los presupuestos de la teoría psicodinámica, que señala la dificultad de la eliminación total de los síntomas por la satisfacción inconsciente que generan y por el corto tiempo en el que se aplicó la terapia. Además su objetivo no es eliminar los síntomas, sino hacer hablar a los pacientes para darles otra perspectiva dentro de la vida, ocasionando un cambio subjetivo.

U.N. - Colombia.com