Actualización: Mié, 14 / Dic / 2011 10:09 am
Miércoles, 14 / Dic / 2011

Consejos nutricionales para combatir la anemia

La anemia se produce cuando hay una deficiencia de hemoglobina en la sangre. La causa mas común de la anemia es tener un nivel bajo de hierro ya que el cuerpo necesita hierro para producir hemoglobina.

Consejos nutricionales para combatir la anemia
Algunos alimentos fuente de ácido fólico son: las naranjas, lechuga romana, espinacas, hígado, arroz, cebada, brotes, germen de trigo, frijoles, frijoles de soya, maní, brócoli, espárragos, chícharos, lentejas, germen de trigo, garbanzos, vegetales de hojas verdes.

El ácido fólico también se encuentra en forma sintética en las multivitaminas, cereales enriquecidos para el desayuno, granos enriquecidos, entre otros.

Consejos que debes tomar en cuenta si padeces de anemia

• No bebas infusiones como el té o café inmediatamente después de comer, ya que los taninos de las infusiones inhiben la absorción de hierro.

• Toma un vaso de zumo de naranja, toronja, mandarina o limón inmediatamente después de comer, ya que su alto contenido en vitamina C ayuda y favorece la absorción de hierro, especialmente el de origen vegetal.

• Consume alimentos ricos en hierro y ácido fólico en cada comida.

• Si tomas suplementos de hierro es recomendable ingerirlos entre comidas, pues la absorción aumenta cuando el estómago está vacío. Preferiblemente tómalos acompañados de zumo de naranja, o toronja.

• No abuses de los productos con calcio, ya que este mineral puede disminuir la absorción de hierro.

• Combina en un mismo plato una carne o pescado con un alimento vegetal rico en hierro.

• Añade perejil y limón exprimido a los aliños de las verduras, carnes y pescado.

• Toma de postre frutas frescas cítricas (naranja, mandarina, kiwi, fresa) o zumos de cítricos recién exprimidos.

• Reduce la ingesta de café, té, vino y vinagre.

• No abuses del consumo de pan integral, salvado y cereales integrales. Limita el uso de suplementos de fibra.

• Realiza una dieta variada en la que no falte cualquier tipo de carne (especialmente ternera y cordero), almejas, mejillones, legumbres, frutos secos y verduras de hoja verde.

• Separa el aporte de lácteos (leche, yogur, queso) de las comidas principales ricas en hierro.

• Favorece el consumo de alimentos enriquecidos en hierro, como los cereales de desayuno.

• Consulta a tu médico ante cualquier duda que tengas.