Actualización: Vie, 04 / Mar / 2011 12:34 pm
Viernes, 04 / Mar / 2011

“No existen alimentos ni buenos ni malos; hay estilos de vida”: Experto

José Ignacio Arranz es una eminencia en el terreno agroalimentario. En estos momentos es director general del Foro Interalimentario, cuyo objetivos es “informar y formar” al consumidor.

“No existen alimentos ni buenos ni malos; hay estilos de vida”: Experto
¿Cuál es la labor del Foro Interalimentario?

Es una asociación que persigue formar e informar a los ciudadanos y a la sociedad en todo lo que tenga que ver con alimentos. Nos dimos cuenta de que al tomar el pulso a la sociedad, percibes que existen muchas lagunas de información y que esas lagunas siempre se colman con influjos que vienen de aquí y de allá.

Por esto, la imagen que tiene la sociedad del mundo alimentario está muy distorsionada en aspectos como la nutrición o la distribución de responsabilidades en la cadena de valor. Desde el foro le damos a los ciudadanos una información accesible, rigurosa y desprovista de toda connotación comercial para que tengan su propio criterio.


¿En qué aspectos de la cadena de alimentación se debe trabajar más para que la protección del consumidor esté asegurada?

La protección de los consumidores compete tanto a las autoridades como a la propia industria agroalimentaria. Esta labor no hay que cifrarla sólo en el control oficial sino en que los agentes económicos de la cadena agroalimentaria hagan sus cosas bien. En cuanto a la nutrición hay varios mitos que desenterrar.

A la gente le suele interesar de manera discontinua los temas de seguridad alimentaria, nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. Creo que la sociedad tiene que estar relajada y feliz en algo tan consustancial como es comer. Pero tampoco se pueden olvidar de sus propias obligaciones en esta materia, ya que es el último manipulador de los alimentos. Nos interesa que la sociedad mantenga tensa la cuerda de la seguridad alimentaria. Por eso tenemos que exportar, y que les llegue, nuestra manera de hacer las cosas.


¿Está bien controlada la cadena de valor, el proceso que lleva el producto de la granja hasta el consumidor?

Pienso que sí. Pero tenemos que romper el paradigma de que el control es una labor policial llevada a cabo por los agentes de control oficial que están prácticamente detrás de cada agente económico de la cadena agroalimentaria. A veces se ha entendido que el autocontrol supone relajarse y que el mercado mande, pero la idea es que un producto que no cumple los parámetros que tienen que cumplir no salga al mercado. El papel del control oficial en estos momentos es el mismo que el de una matrona en un parto, es decir, asistir al ejercicio del autocontrol por parte de la industria.


¿Los productos 'light' ayudan a hacer una dieta? ¿Son fiables?

Cuando se regulan estos productos se obliga a que tengan una menor concentración energética y un menor aporte calórico. No hay alimentos ni buenos ni malos, hay estilos de vida. Nosotros podemos configurar una dieta muy razonable para un estilo de vida activo, pero si luego nuestra vida es sedentaria, los productos 'light' no sirven para nada.

Laverdad.es