Actualización: Vie, 20 / Feb / 2015 1:13 pm
Viernes, 20 / Feb / 2015

¿Sabía que la sal podría proteger su corazón?

Archivado en Salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó incrementar la ingesta de potasio para reducir la tensión arterial y el riesgo de adquirir enfermedades cardiovasculares. El consumo diario de sal para tener una buena salud cardiovascular en adultos es de cinco gramos diarios, no más de 2,000 miligramos de sodio.

¿Sabía que la sal podría proteger su corazón?

Expertos afirman que el consumo excesivo de sodio en los alimentos puede incrementar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, existe en el mercado diferentes tipos de sal que te ayudarán  a cuidar el corazón, sin sacrificar el sabor de sus comidas preferidas.

Para reducir la tensión arterial en los adultos, especialistas recomiendan controlar el consumo diario de sodio y aumentar la ingesta de potasio, componente que se encuentra en alimentos no refinados como los frijoles,  la espinaca, el repollo y frutas como el banano y la papaya. Aun así, el procesamiento de los alimentos reduce la cantidad de este mineral en varios de esos productos.

De acuerdo con la OMS, el consumo diario de sal adecuado para la buena salud cardiovascular en los adultos es de  cinco gramos de sal al día, lo que es equivalente a una cucharadita.  Así mismo, la sal es fundamental para la vida del ser humano, ya que contiene sodio, un elemento esencial que permite controlar y regular la cantidad de agua en el cuerpo, además de permitir la flexibilidad de las articulaciones  y colaborar en la conducción de los impulsos nerviosos que permiten las contracciones musculares. 

La obesidad y la escasa actividad física influyen en  presión arterial  de las personas.   Además, la presión arterial baja está relacionada con el consumo elevado de potasio. Esto puede ser el resultado de la capacidad que tiene el componente  de aumentar la excreción del sodio, además de los beneficios que tiene este mineral en los vasos sanguíneos del cuerpo humano. 

Según el Observatorio Nacional de Salud (ONS 2013) las enfermedades Cardiovasculares representan la principal causa de muerte en Colombia y en el mundo, y estos números no han disminuido desde el año 2008. Las patologías del corazón, como la enfermedad isquémica cardíaca y el accidente cerebro vascular, siguen ocupando los primeros lugares.