Actualización: Mié, 14 / Oct / 2015 11:23 am
Miércoles, 14 / Oct / 2015

Casos de meningitis han aumentado un 39 %

Archivado en Salud

La meningitis puede ocurrir en cualquier momento, en cualquier país, puede ser provocado por cualquier serogrupo y las consecuencias para las personas pueden ser devastadoras.

Casos de meningitis han aumentado un 39 %
Casos de meningitis han aumentado un 39 %

En Colombia, la meningitis ha tenido un aumento de casos considerable en los últimos años. Según el Instituto Nacional de Salud (INS) a la semana epidemiológica No. 37 de 20131, se habían notificado 209 casos de la enfermedad; en 20142, 236 y en 2015[3], ya van reportados 291. Es decir, desde el  2013 ha habido un aumento del 39 %.

Respecto a la infección por meningococo  de acuerdo al Epidemiológico del INS para la semana 37 del 2015, se han notificado 66 casos de meningitis por meningococos de las cuales 44 casos son confirmados y 22 probables.

Te puede interesar: Se incrementa el cáncer de próstata en Colombia

Aún con tratamiento antibiótico, la proporción de letalidad de la meningitis por meningococo, uno de los tipos  de meningitis bacteriana que más prevalece en Colombia, oscila entre 10 y 15 por ciento. Aproximadamente entre 11 y 19 de cada 100 sobrevivientes tendrán discapacidades a largo plazo, como pérdida de extremidades, sordera, problemas en el sistema nervioso o daño cerebral.

Las bacterias que causan esta infección se pueden propagar cuando las personas tienen contacto cercano o prolongado con la saliva de alguien infectado, por ejemplo, por medio de un beso o la tos, en especial si viven en el mismo lugar.

Es importante resaltar que la meningitis por meningococo es una enfermedad prevenible por vacunación. Existen vacunas  disponibles  que han mostrado eficacia y efectividad contra los serogrupos  A, C, W  e Y.  Son  vacunas conjugadas que brindan protección a largo plazo y se pueden aplicar en lactantes y a diferencia de las  polisacáridas, reducen la portación asintomática de estas bacterias y ayudan así a la protección del resto de la población no vacunada (inmunidad de rebaño). Actualmente, las vacunas conjugadas pueden aplicarse en niños menores de un año y hasta adultos mayores.