Actualización: Vie, 30 / Mar / 2012 4:43 pm
Viernes, 30 / Mar / 2012

Toxina Botulinica (Botox) contra la incontinencia urinaria

Se utiliza con éxito en pacientes con vejiga hiperactiva evitando los incómodos escapes de orina. Es un procedimiento ambulatorio - no quirúrgico - rápido y simple, cuyo efecto dura entre 6 y 9 mese.

Toxina Botulinica (Botox) contra la incontinencia urinaria
Se estima que la incontinencia urinaria puede afectar hasta un 70% de la población mundial siendo las mujeres quienes presentan más casos de esta afección

En el marco del Día Mundial de la Incontinencia Urinaria, los especialistas enfatizaron la importancia de que los pacientes hablen con su médico sobre esta enfermedad y de los avances en el tratamiento de la misma. En el caso de esta condición tanto para tratar hombres como mujeres, el profesional adecuado es el urólogo.

Normalmente todos podemos controlar el deseo de orinar y decidimos cuándo hacerlo; sin embargo los pacientes que sufren de incontinencia urinaria no tienen control sobre esto y la orina se escapa en cualquier momento. Esta enfermedad es muy frecuente, afecta tanto a mujeres como a hombres, inclusive a niños y es un dolencia que perjudica la vida social de las personas que la padecen, ya que por temor al escape de orina involuntario, terminan aislándose de su convivencia social, laboral así como de sus relaciones afectivas.

Un estudio realizado acerca del impacto de las disfunciones urinarias (ref.: BJU Int. 2008 Jun;101(11):1388-95) demostró que el 11,4% de las personas afectadas por esta enfermedad sufren de depresión, el 42% están desempleadas y el 15,4% ven disminuido su deseo sexual.

Existen varios tipos de incontinencia urinaria. Las más conocidas son las de esfuerzo, que ocurre cuando se registra algún tipo de esfuerzo, como toser, reír, saltar – escapándose la orina.

Este tipo de incontinencia usualmente ocurre por algún problema anatómico del piso pélvico y generalmente está asociada a gestaciones y partos, por lo general se corrige con procedimientos quirúrgicos. El segundo tipo es la incontinencia urinaria de urgencia, (IUU) que ocurre cuando la persona tiene muchas ganas de orinar y en caso de no tener rápido acceso al baño, se da la pérdida de líquido.

Este es el tipo de incontinencia relacionada a la vejiga hiperactiva que puede tener como causa enfermedades neurológicas como el AVC (accidente vascular cerebral), la esclerosis múltiple y lesión raquídeo -medular – o en patologías sin una etiología clara llamada vejiga hiperactiva idiopática.
 
Para la incontinencia urinaria de urgencia, existe la indicación de la aplicación de la toxina botulínica BOTOX en la vejiga, procedimiento que mejora considerablemente la calidad de vida de los pacientes. El tratamiento tiene como objetivo inhibir la presencia de contracciones vesicales involuntarias presentes en la vejiga hiperactiva y que terminen por causar la incontinencia de urgencia.

El procedimiento que es rápido y simple, consiste en aplicar de 10 a 20 inyecciones en la vejiga, en una intervención que dura aproximadamente entre 5 a 10 minutos con anestesia local, ambulatoria. Los estudios demuestran que la toxina botulínica dura periodos de entre 6 a 9 meses dentro del organismo sin presentar contraindicaciones.

Con la aplicación de la toxina botulínica en la vejiga, se garantiza que el paciente recupere su estilo de vida normal y vuelva a realizar sin problema las actividades diarias que antes le causaban molestia e incomodidad.