Actualización: Lun, 30 / Abr / 2012 11:20 am
Lunes, 30 / Abr / 2012

Tips de estimulación temprana para el Bebé

Está demostrado que la estimulación temprana potencializa el desarrollo de las habilidades motrices, cognitivas, emocionales y del lenguaje incluso desde antes del nacimiento.

Tips de estimulación temprana para el Bebé
Muchas han sido las técnicas y actividades con base científica  empleadas para tal fin. Sin embargo, al ponerse tan de moda el tema, muchos sobre estimularon a sus pequeños, formando personitas hiperactivas e hipersensibles que corretean por toda la casa y no dan descanso. Aprenda a estimular adecuadamente para tener una vida placentera y cultivar a los grandes líderes del futuro.

Desde que un niño nace recibe estímulos externos al interactuar con otras personas y con su entorno. Cuando estimulamos a nuestros bebés les estamos presentando diferentes oportunidades para explorar, adquirir destrezas y habilidades de una manera natural y entender lo que sucede a su alrededor.

Así mismo, las investigaciones en estimulación prenatal muestran que los bebés estimulados tienen un acelerado desarrollo visual, lingüístico y motor. Aunque la mayor atención se ha enfocado en los resultados que demuestran una mayor inteligencia y creatividad en los bebés estimulados, es importante enfatizar en los beneficios que la estimulación prenatal promueve, al construir saludables y amorosas relaciones entre padres e hijos.


De acuerdo con Ángela Pulido, especialista en el cuidado del bebé de Baby Station, los programas de estimulación temprana se enfocan en el área Motriz desarrollando la coordinación necesaria sobre sus músculos. De esta manera, el niño realizará libremente cambios de posición corporal como sentarse sin apoyo, gatear y caminar. Asimismo, coordinará su vista con las manos, lo que le permitirá manipular objetos. En el área cognitiva permite el desarrollo del razonamiento, la comprensión y la capacidad de reacción.

Emocionalmente proporciona al niño la sensación de seguridad e independencia y le brinda experiencias para socializar y relacionarse con las personas que lo rodean mediante prácticas afectivas. Por último brinda al niño las habilidades necesarias que le permitan comunicarse con palabras o sonidos.

Sin embargo se debe tener cuidado de no sobre estimularlos, y utilizar las técnicas y elementos adecuados de acuerdo con su edad y desarrollo para que haya un equilibrio de sus capacidades sensoriales y cognitivas. “La estimulación temprana se realiza de acuerdo a  la etapa en que el bebé o niño se encuentre ya que son diferentes los estímulos no debe haber presión y si mucha libertad, aquí nos e busca forzar el desarrollo sino contribuir y reconocer motivando al pequeño para fortalecer”, asegura Pulido.

Tips de la especialista dependiendo de la edad en la primera infancia (de 0 a 6 meses):

El bebé está despertando a los sentidos y familiarizándose con su entorno. Para estimularla vista, la audición y el tacto se recomienda el uso de juguetes con colores vivos con diferentes texturas y sonidos relajantes.

Idea de juego para el primer mes:
Sostenga un juguete de colores contrastantes (blanco, negro y rojo) cerca de la cara del bebé y sacúdalo suavemente para llamar su atención Lentamente mueva el juguete de un lado a otro y deje que el bebé trate de seguirlo con sus ojos.
 
Idea de juego para el segundo mes:

Acueste al bebé sobre un gimnasio de piso y anímelo a que juegue con todos los elementos colgantes del mismo.

Idea de juego para el tercer mes:
Ponga al bebé boca abajo con un juguete colorido en frente, anímelo a visualizar el juguete para que levante la cabeza y fortalezca su cuello y hombros.

Idea de juego para el cuarto mes:
Los sonajeros son perfectos para esta edad, pues empiezan a comprender la causa-efecto de sus actos. El gimnasio con sonajeros colgantes es una buena idea para que los alcance y logre crear sonidos a su antojo.

Idea de juego para el quinto mes:

El bebé disfruta a esta edad los diferentes sonidos. Por eso jugar a recrear animales, silbar y acompañar esto de caras graciosas lo harán reír sin parar.

Idea de juego para el sexto mes:
A esta edad el bebé ha descubierto sus manos y pies, los juegos de esconder y encontrar son perfectos ahora. Ponga su sonajero favorito debajo de una manta haga que lo note, luego deje que el mismo vaya por el, de igual manera funcionará con un juguete entre sus manos.

Idea de juego de 6 meses a los 2 años:
Entre los 6 meses y los 2 años es indispensable desarrollar las habilidades sensoriales, aprenderán temas de organización a través de rompecabezas básicos, manualidades y bloques de madera, para que de los 4 en adelante la motricidad fina lo ayude a componer, contar, leer y a ser creativo a través de juegos de memoria, tableros y títeres, entre otros.

Realice estos ejercicios cada día por media hora en la mañana y repita en las tardes. Recuerde que no es prudente saltar etapas y sobre saturar al bebé, esto causará confusión y repercutirá en hiperactividad. Siempre apláudalo, sonríale y abrácelo, generará lazos afectivos únicos que perdurarán por siempre.

Por último genere el hábito de la lectura aún desde la gestación, lea para el bebé durante por lo menos 10 minutos diarios y cuando empiece a reconocer objetos (después del primer año) muéstrele los gráficos de sus cuentos favoritos. Acompañar esta técnica con música relajante los ayuda a dormir bien.

Los niños que han sido estimulados adecuadamente generalmente cumplen con el siguiente perfil:
 
1.    Son independientes y seguros de sí mismos.
2.    Utilizan al máximo sus capacidades de aprendizaje y desarrollo.
3.    Respetan las reglas de convivencia que rigen a una sociedad.
4.    Son sensibles a sus necesidades y a las de los demás.
5.    Tienen un nivel elevado de tolerancia y paciencia.
6.    Resuelven retos al analizar las soluciones posibles y sus consecuencias.
7.    Son competitivos y logran destacar dentro de un núcleo social.
8.    Gozan de buena autoestima y respetan a las personas que lo rodean.