Actualización: Mar, 28 / Ago / 2012 10:08 am
Martes, 28 / Ago / 2012

El Rotavirus, una infección que puede ser prevenible

En la actualidad, las enfermedades infecciosas contribuyen con el 25% de las causas de mortalidad en el mundo. Una de estas enfermedades es el Rotavirus. 

El Rotavirus, una infección que puede ser prevenible
La infección por Rotavirus la padecen principalmente bebés entre los 12 y 23 meses de edad. De acuerdo con el doctor Vladimir Muñoz, médico Pediatra, “el Rotavirus es responsable de una enfermedad infecciosa que afecta el intestino delgado, alterando la absorción de ciertos nutrientes en el organismo, lo que se traduce en una acumulación de alimentos de líquidos produciendo diarrea aguda y severa.

Se ha estimado que cada año en el mundo, el Rotavirus causa 111 millones de episodios de diarrea que requieren cuidado en casa, 25 millones de consultas médicas, 2 millones de hospitalizaciones y 440.000 muertes en niños menores de 5 años. 

En Colombia, este agente causa un promedio anual de 246.401 casos y 560 muertes prevenibles, constituyéndose como una problemática relevante en el país.

Para evitar el contagio por Rotavirus se recomienda seguir las siguientes instrucciones

  1. Alimentar a los niños con leche materna. La lactancia cumple un factor primordial en el desarrollo y crecimiento del niño, ya que por medio de ésta se le suministra al infante una amplia cantidad de nutrientes necesarios para combatir la enfermedad, en los primeros años de vida.
  2. Lavar las manos con regularidad. El lavado de manos como hábito resulta importante, ya que el virus es transmitido principalmente por vía oral.
  3. Lavar bien los alimentos especialmente las verduras y frutas. Así mismo, se recomienda el consumo de agua potable o hervida para eliminar cualquier virus y/o microrganismo presente.
Además de las medidas preventivas que se pueden tomar para evitar el contagio por Rotavirus, también es recomendable la vacunación oportuna. La doctora Irene Sánchez Schael expresa en su libro Vacuna de Rotavirus que, en el mundo, la vacuna prevendría aproximadamente 45% de las muertes y 58% de las visitas al médico.
  
Como lo expresa la Organización Panamericana de la Salud (OPS) la vacunación oportuna constituye un “acto de amor” y resulta esencial para alcanzar el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio*, el cual consiste en reducir en dos terceras partes la mortalidad de niños menores de cinco años para 2015. 

Aunque se están logrando progresos, millones de niños todavía mueren por enfermedades que pueden evitarse.