Actualización: Mié, 09 / Sep / 2015 10:30 am
Miércoles, 09 / Sep / 2015

¿Cómo recuperar la confianza perdida?

Archivado en Sexualidad

Para tener “seguro” el afecto de tu pareja es un camino de doble vía, en donde tu pareja debe cumplir sus compromisos y de igual forma, tú debes cumplir con lo prometido al momento de casarte.

¿Cómo recuperar la confianza perdida?
¿Cómo lograr recuperar la confianza perdida por tu falta de palabra?

Por ejemplo, no solo debes hacer que tu presencia sea constante, sino que también debes tener la capacidad de amar de manera sincera y de tener palabra, o dicho de otra manera, que seas capaz de cumplir las promesas que haces a tu pareja.

Si tu pareja pierde su confianza en ti, el afecto se va deteriorando. Tu pareja va a continuar contigo y te querrá, pero perderás por completo la confianza que te tenía. Imagina lo que va a sentir al vivir contigo. Será como quien vive en una casa hecha de mondadientes (palillos) que en cualquier momento va a tambalear y venirse abajo porque sus paredes ni bases son sólidas. Que faltes a tu palabra no es solo evidencia de que no va a tener esperanzas en ti y tus propósitos, sino que además no te tendrán como una persona honesta ni sincera.

¿Cómo lograr recuperar la confianza perdida por tu falta de palabra?

Aunque recuperar la confianza que te han perdido puede resultar complicado, si pones de tu parte en resarcir tus errores podrás, con el tiempo, demostrar que eres alguien digno de que crean en ti:

1. Has faltado a una promesa, procura que no se repita
Eres una persona como cualquier otra, así que no pretendas ser perfecto. Has fallado y es tu derecho, pero tu deber es procurar que JAMÁS vuelvas a faltar a tu palabra: si has prometido a tu pareja pasar más tiempo en casa para estar con tus hijos, organiza tu tiempo y hazlo; si te has comprometido con superar algún vicio, aunque es difícil, si pones de tu parte paso a paso lo lograrás, porque las metas se alcanzan de a poco y muy contados propósitos se logran con prontitud.

2. No prometas algo que sabes que no podrás cumplir
Es una cuestión que debes tener siempre en mente: no puedes pretender prometerle a tu cónyuge la próxima compra de un automóvil último modelo cuando lo único que sobra en tu cartera son deudas por pagar. En lugar de eso, recuerda tus votos matrimoniales y procura cumplirlos por más complejo que a veces pueda resultar. Nunca olvides que lo que tiene más valor en la vida de un ser humano no es lo que se consigue con dinero, sino lo que es intangible.

3. Predica con el ejemplo
Se ha dicho innumerables veces: tus hijos te tomarán como ejemplo tanto para lo bueno como para lo que no lo es, de modo que si deseas que tus hijos sean capaces de comprometerse con una obra o meta muéstrales cómo se hace. Háblales claro siempre y con la verdad, y enséñales las consecuencias que acarrea el hecho de dar la palabra y no cumplir con ese compromiso adquirido.

Antes las personas solían consolidar sus negocios sólo con un estrechón de manos y el pacto quedaba cerrado sin que hubiera ningún tipo de desconfianza por ninguna de las partes, debido a que la gente cumplía con la palabra que daba; ahora, por desgracia se ha perdido esa buena costumbre; sin embargo, puedes mostrar afecto por tu pareja e hijos al mostrar el valor infinito de cumplir con las promesas hechas.

Interlatin / Erika Otero Romero, Familias.com