Actualización: Vie, 17 / Jun / 2011 12:47 pm
Viernes, 17 / Jun / 2011

Las mujeres pueden vivir un tercio de la vida después de la menopausia

Aproximadamente 18% de la población femenina colombiana tiene 40 años o más, lo que supone cerca de 7.500.000 mujeres, pasan más de un tercio de sus días después de experimentar la menopausia.

Las mujeres pueden vivir un tercio de la vida después de la menopausia
En generaciones pasadas hablar de climaterio causaba intrigas porque muchas de las mujeres no llegaban a vivirlo; por lo tanto, se ignoraba todo sobre este tema. Hoy, las cosas han cambiado porque la expectativa de vida en el mundo entero ha aumentado drásticamente: en 1950, una mujer podía esperar vivir en promedio 49 años; hoy, una mujer latina podría vivir hasta los 78 años, frente a los 73 años que esperarían vivir los hombres.  

Llegar al climaterio significa para toda mujer enfrentar nuevos retos.

El primero es saber lidiar con la falta de información y con los mitos y leyendas alrededor de esta etapa. Comencemos por aclarar las diferencias entre la palabra menopausia y climaterio. La primera representa un evento en la vida de la mujer donde deja de menstruar; para poder afirmar que la menopausia ha ocurrido, tiene que pasar un año desde el último sangrado. El climaterio incluye la perimenopausia, la menopausia y la postmenopausia, es decir, el paso en el ciclo femenino de la vida reproductiva a la no reproductiva.

Es cierto que recorriendo este camino se pasa por una serie de cambios físicos y emocionales pero son muy distintos a los que se presentan en los mitos y leyendas urbanas. De hecho, contrario a los que muchos creen, algunas “mujeres menopausicas” disfrutan una mejor vida sexual porque están más seguras de sí mismas, se conocen más y ya no tienen que preocuparse por una concepción no deseada. Otras aprovechan la salida de los hijos para cambiar de vida e iniciar nuevos proyectos personales y profesionales.

Ellas son parte de una generación que toma el comienzo de una nueva vida con positivismo. Son mujeres que saben que tienen muchas cosas que hacer por delante teniendo la energía y las ganas para llevarlas a cabo. Toman los cambios como un proceso normal, al igual que cuando fueron adolescentes y experimentaron  el acné o las “hormonas revueltas”.

Hoy las mujeres no sólo pueden disfrutar de una vida más larga, sino también de una nueva visión de los ciclos de vida mucho más participativa que en décadas anteriores. Gracias a internet, las revistas y los nuevos medios, ellas hablan de sus dudas, inquietudes, pensamientos, experiencias, historias y visión del mundo. Viven plenamente la Maduritud, etapa de la vida en la que se rescata lo mejor de la experiencia de la madurez y la energía de la juventud.