Actualización: Mié, 04 / May / 2016 3:24 pm
Miércoles, 04 / May / 2016

Cinco consejos científicos para ser un buen amante

Archivado en Sexualidad

Muchas veces creemos que para ser un buen amante se debe tener la mejor técnica, pero según la ciencia conseguir el máximo placer esta en las cosas simples. 

Cinco consejos científicos para ser un buen amante
Cinco consejos científicos para ser un buen amante

Los estudios han demostrado que el hombre disfruta más del sexo cuando ve a su pareja excitada y satisfecha. La sociedad ha cargado al hombre con muchas responsabilidades ente ellas la de “dar placer a la mujer” y es quizás la que más les preocupa.

Los hombres deben tener presente que el no saber controlar sus erecciones puede ser uno de los mayores problemas y es por esto que la ciencia ha decidido dar algunos consejos para ser un buen amante. ¡Toma nota!

1. Los oídos: La diferencia de un buen amante y uno regular es que el realmente escucha lo que las mujeres decimos, por eso, sabe lo que queremos en la cama. Así que lo ideal es preguntar y hablar, pero esto se debe a realizar fuera de la cama, para que no sienta la presión.

2. Tómate tu tiempo: Es importante que te tomes el tiempo para desvestir a tu pareja, hay cierto grado de manipulación en los neurotransmisores. El observar a una persona desnuda va liberar una rápida cantidad de dopamina y oxitocina, sin embargo, si prolongas la escena, el efecto dura más tiempo, anticipándose a lo que va a ocurrir. Quítale cada prenda lentamente mientras la miras fijamente a los ojos.

Te puede interesar: Cuatro verdades acerca del sexo y los hombres que debes sabe

3. Posición placentera: Los científicos indican que las mujeres disfrutan del sexo cuando están sentadas sobre él dándole la espalda. El ángulo en que se sitúa el pene en esta posición estimula el punto G.

4. Usa las palabras: Las mujeres disfrutamos más de la sexualidad cuando nuestra pareja nos habla al oído, esto nos hace sentirnos seguras y será más fácil llegar a un orgasmo.

5. Utiliza el tacto: Las caricias reducen el estrés y liberan la famosa oxitocina, una hormona sexual que aumenta los niveles de testosterona en la mujer y te hace desearlo más. Lo ideal es usar alguna crema o alimento para estimular más las zonas erógenas.

Colombia.com