Actualización: Vie, 29 / Jul / 2011 12:29 pm
Viernes, 29 / Jul / 2011

¿Cómo adelgazar de piernas?

Si lo que quieres es lucir unas piernas más delgadas, no te pierdas este artículo, donde te dejamos las pautas para conseguirlo.

¿Cómo adelgazar de piernas?
Las piernas son una parte fundamental en el cuerpo de la mujer y también, una de las zonas que más trabajo nos da, a la hora de querer que luzcan bonitas. Invadidas por la celulitis, grasas atrapadas y retención de líquidos, muchas veces nuestras piernas no lucen como quisiéramos. Por eso, atenta a estos consejos, donde te contamos cómo lucir unas piernas bellas y delgadas.

El ejercicio


Hacer ejercicio es fundamental para lucir unas piernas lindas y flacas. Pero hay ciertos deportes que nos ayudan más que otros para embellecer esta zona.

Uno de los más recomendados es la natación, ya que además de hacer trabajar intensamente los músculos de las piernas, también ayuda mucho a combatir la celulitis.

El jogging, o trote, es otro deporte altamente recomendado para adelgazar las piernas. Realizar 30 a 45 minutos de jogging 3 a 4 veces por semana, quema las grasas y modela las piernas.

Caminar es otra buena forma de adelgazar tus piernas. Si no eres muy buena para los deportes y eso de transpirar no va contigo, tu opción es caminar. Realiza caminatas de 20 a 30 minutos todos los días, prueba ir caminando al trabajo, al supermercado, a la universidad, etc. Lo importante es que andes sin parar y que seas consecuente.

Andar en patines también ayuda a adelgazar y formar las piernas. Es una muy buena opción para aquellas que les aburren los deportes y que no les gusta cansarse. Patinando casi no te darás cuenta de cómo trabajan tus piernas y de cómo quemas grasas.

La alimentación
Complementa el ejercicio con algunos tips alimenticios y luce unas piernas soñadas.

- Reduce el consumo de grasas, como la mantequilla, la crema, las frituras, etc.
- Bebe mucha agua, dos litros al día.
- Aumenta el consumo de proteínas, como pescado, carnes y legumbres y reduce el de carbohidratos, como pastas, arroz y masas.
- Reduce el consumo de sal.
- Incrementa el consumo de frutas y verduras frescas.