Actualización: Jue, 01 / Sep / 2011 12:25 pm
Jueves, 01 / Sep / 2011

Mejorar el aspecto de un cabello seco

Los cabellos secos son el resultado de una disminución de la actividad nutritiva de sus raíces y/o de manipulaciones traumáticas y desecantes en el cabello. ¿A qué se debe?

Mejorar el aspecto de un cabello seco
A tu metabolismo o a tus intentos de cambiar de look
A una deshidratación capilar por una secreción seborreica insuficiente.
Las glándulas sebáceas se atrofian e impiden el flujo normal de sebo en el folículo pilosebáceo. Los cabellos ya no están protegidos contra los agentes atmosféricos, la contaminación y algunos detergentes de los champús. Más frágiles por esta sequedad, se vuelven ásperos y apagados.

Una deficiencia circulatoria por un endurecimiento del cuero cabelludo
En caso de endurecimiento del cuero cabelludo, la circulación funciona peor y la sangre ya no desempeña su papel nutritivo. Las células germinativas, que favorecen la renovación celular a nivel de las raíces del cabello, se adormecen y la sequedad se acentúa con el tiempo.

El exceso de manipulaciones capilares: permanentes, decoloraciones y tintes
A pesar de los progresos realizados en cosmética, determinados tratamientos y manipulaciones deshidratan el cabello. El abuso del rizado con tenacillas, los rulos calientes o los moldeados también ayudan a deshidratarlo. Resecado por las sustancias químicas o el calor, el cuero cabelludo se deshidrata y se descama. En este estado de deshidratación capilar aparecen pequeñas películas volátiles.

Para acabar con los cabellos secos

Mejora tu estado de salud general.

-Cuídate de forma equilibrada (variando tus aportes de proteínas).
-Toma complementos alimentarios para cabellos secos.

Oxigena tu cuero cabelludo.
-Masajéate el cuero cabelludo de forma regular para reactivar la circulación sanguínea, vector de los nutrientes que alimentan las células germinativas del cabello.

Purifica tu cabello.
-Utiliza aceites capilares protectores y nutritivos.
-Lávate el pelo regularmente con sustancias muy suaves que denominamos "tensioactivas no iónicas".

Protégete el cabello

-Acaba con cualquier manipulación capilar traumática.
-Limita el rizado, encrespado, alisado y secado eléctrico durante el tiempo necesario para restaurar las escamas de tu cabello.

Saphia Richou