Actualización: Mar, 01 / Mar / 2011 12:34 pm
Martes, 01 / Mar / 2011

Desempleados pero felices

Tradicionalmente, quedarse sin empleo ha sido un drama, algo que ocultar y que convertía la vida del parado en un infierno. Sin embargo, la crisis financiera iniciada en 2007, ha provocado el nacimiento de una nueva especie urbana: los "funemployers".

Desempleados pero felices
Funemployers, es un grupo de ex trabajadores que ha decidido hacer del paro un divertido periodo de reflexión para reencaminar su vida, tanto profesional como personal.

El fenómeno, que nació en Estados Unidos y está empezando a despuntar en Europa, ha llegado incluso a los diccionarios.

El famoso Collins English define el funemployment, que viene de la unión de los términos fun (divertido) y unemployment (desempleo), como el tiempo que los individuos que perdieron su trabajo durante la crisis emplean para viajar, volver a la universidad o ser activos físicamente, hasta encontrar un nuevo empleo que les satisfaga plenamente.

Un estudio de la Marshall School of Business asegura que esta moda es una rebelión contra la vida corporativa y el ambiente opresivo que ha copado las oficinas en las últimas décadas.

Los trabajadores se han cansado de las interminables jornadas laborales, los mangoneos del jefe y los salarios miserables, y se han embarcado en un estilo de vida hedonista.

Un club exclusivo de treintañeros

Pero, aunque suene muy bien, no todo el mundo puede ser un funemployer. Los datos demuestran que los únicos que pueden disfrutar de este divertido estilo de vida son los treintañeros solteros y sin cargas familiares.

Este grupo hace parte de la denominada generación Y o generación digital, nacida entre 1978 y 1994, y caracterizada por el individualismo, la impaciencia, la interactividad y la interconexión.

Estos jóvenes prefieren evadir el estrés psicológico y emocional que genera el buscar un nuevo empleo. Experimentan lo que los psicólogos han definido como "el empoderamiento por desempleo", que no es más que una búsqueda de la reafirmación personal pese a la falta de un salario fijo.

Forjando empresarios del futuro

Y, ¿cómo consiguen llegar a fin de mes? La respuesta es simple: recurren a sus reservas. Algunos emplean las indemnizaciones de su despido, otros lo sacan de ahorros que se han ido sumando a lo largo de su carrera profesional, mientras que los más afortunados aprovechan las prestaciones por desempleo ofrecidas por el Gobierno.

El fenómeno de los desempleados felices ha provocado una explosión de páginas web especializadas en consejos de cómo disfrutar al máximo de la experiencia. Sitios como Reddit Funemployment, Fun—Employment o Funemployment Radio ofrecen información sobre cómo viajar por poco dinero, cómo ayudar en causas benéficas o los pasos a seguir para aprovechar el tiempo libre para mejorar la formación o la forma física.

Un descanso para recuperarse

Sin embargo, el funemployment no dura para siempre. Es simplemente un periodo de recuperación que en muchos casos termina con la creación de una empresa propia. Un modelo que, al menos en estados Unidos está funcionando. Según el Departamento de Trabajo, el número de nuevos emprendedores creció un 9% el pasado mes de enero, lo que permitió rebajar la cifra de desempleados en el país en 165.


Es.finance.yahoo.com