Actualización: Vie, 25 / Mar / 2011 1:01 pm
Viernes, 25 / Mar / 2011

El manual de las pelirrojas

Valiosos cuidados del cabello teñido de rojo para proteger el tinte, que el color perdure, luzca intenso y brillante al máximo

El manual de las pelirrojas
Cuando piensas en el color rojo, ¿qué te viene a la mente, pasión, sensualidad y poder? Y cuando piensas en una pelirroja, ¿acaso no te llega a la cabeza la imagen de una mujer sexy?

Pelirrojas divertidas


Dicen que las rubias se divierten más, pero me permito disentir. El rojo es el color del amor, de la pasión, de la sangre, del corazón, de la diversión y del diablo. En un mundo donde las rubias son comunes, las vibrantes melenas rojas se destacan entre la multitud.

Distintos estudios han demostrado que según como nos sentimos psicológicamente, elegimos lo que usamos. Y una cabellera roja está relacionada con una mujer de personalidad segura y atrevida, alegre y explosiva, apasionada en el odio y en el amor.

El mar rojo

En estos tiempos las mujeres cambiamos el color de nuestra cabellera más rápido que de novio. Y el rojo es el color más bonito de todos, pues hay muchísimos tonos de rojo para adaptarse a cada personalidad, desde el más elegante hasta el más punk.

En 2011 la tendencia es llevarlo intenso, ya sea en rojo fantasía, cereza, ciruela, vino, caoba, borgoña, carmesí e incluso con mechas más claras en rosa o en beige.

Rojo amanecer

Pero el rojo también es el color más difícil de mantener, pues se deslava más rápido que cualquier otro. La razón es que las moléculas del color rojo son más grandes que las de cualquier otro color, y por su peso y grosor se desvanecen más rápido.

Si te has teñido de rojo, estás feliz con tu nueva melena y quieres mantener el color y el brillo más vibrantes en todo momento, sigue estos valiosos secretos y cuidados, ¡y celebra ese hermoso cabello rojo por mucho más tiempo!

La zona roja

1. El shampoo:
Es el paso más importante para mantener la intensidad del color, pues éste va desapareciendo con cada lavada. Usa un shampoo especial para el cabello teñido de rojo, preferiblemente libre de sulfato, ya que deposita pequeñas cantidades de color en tu cabello. Aplícate la menor cantidad posible de shampoo, empieza por la nuca y no fricciones demasiado al lavar.

2. El acondicionador: Úsalo diariamente, pues el pelo teñido se reseca fácilmente. Aplícalo en las puntas y déjalo actuar por unos minutos para darle a tu cabello mayor hidratación y sellar su cutícula, bloqueando las moléculas de color. Además aplica otro acondicionador que no se enjuague para proteger el cabello de los demás agentes externos como aparatos calientes, sol, viento, polvo, contaminación, etc.

3. El lavado: Después de aplicarte el tinte, evita lavar tu cabello por dos días. Después no lo laves a diario, y si sientes la necesidad hacerlo, sáltate el shampoo y usa sólo agua y acondicionador, lo que te dará casi la misma sensación de limpieza y lo humectará.

4. El agua: El agua caliente abre la cutícula del cabello y permite que las moléculas de pigmento rojo se desvanezcan con gran facilidad. Usa siempre agua tibia, y si te es posible lava tu cabello con agua fría en el lavamanos.

5. Sérum:
Para evitar lo más posible perder la intensidad del rojo, es vital que la cutícula del cabello esté sellada. Aplícate todos los días un sérum con fórmula de silicona y vitaminas, pues alisa el frizz, suaviza, abrillanta y protege de los demás daños externos. También usa todas las noches una buena capa de sérum en el pelo seco, insistiendo en las puntas, y por la mañana lávalo normalmente.

6. El estilizado: Evita usar productos para peinar que contengan alcohol, pues éste reseca el cabello haciéndole perder su color. Busca productos que además protegen del calor de la secadora, plancha y tenazas. Huye de los mousses y prefiere las cremas para peinar, pues éstas tienen más humectantes que hidratan el pelo realzando su tono rojo.