Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Oración a San Pedro Apóstol para solucionar tus problemas pronto

Hay una oración dedicada al apóstol San Pedro que puedes realizar cuando atravieses por un problema urgente; es perfecta para el día de conmemoración de San Pedro y San Pablo.

Poderosa oración para solucionar un problema urgentemente. Foto: Shutterstock
Poderosa oración para solucionar un problema urgentemente. Foto: Shutterstock

Hay una oración dedicada al apóstol San Pedro que puedes realizar cuando atravieses por un problema urgente; es perfecta para el día de conmemoración de San Pedro y San Pablo.

El 29 de junio se conmemora la solemnidad de los apóstoles San Pedro y San Pablo, representantes principales de la iglesia primitiva y la fe cristiana, quienes acompañaron al Señor como sus apóstoles desde el primer momento y le declararon su eterna fidelidad.

Hoy nos centraremos en San Pedro, jefe de los 12 apóstoles que reconoció a Jesús como “Hijo de Dios vivo y Mesías”, motivo por el cual le fueron entregadas las llaves celestiales; con estas últimas es capaz de cerrar el paso de todo aquello que nos agobia, por lo que puedes dedicarle una milagrosa oración que te enseñaremos a continuación para que te ayude a solucionar pronto un problema, compartida por el portal ‘Oraciones Milagrosas y Poderosas’.

Oración para solucionar un problema

Oh San Pedro, glorioso Príncipe de los Apóstoles, Piedra fundamental de la Iglesia y pastor de los fieles del Señor, tú que recibiste la misión de guiar, orientar y confirmar en la fe, tú que eres la roca firme y el cuidador de nuestras almas, danos fortaleza para que seamos fieles a Dios y nuestros hermanos, haz que busquemos siempre el amor, la justicia y la verdad y conduce nuestros erráticos pasos por las sendas del Maestro.

Oh san Pedro que mereciste el privilegio de vivir junto a Jesús y participar de sus milagros y de su Palabra Evangélica, alimenta mi esperanza para que no decaiga para que no me falte aún en los peores momentos, y por ser el portador y guardián de las llaves del Reino, abre mis caminos a lo bueno y haz que finalicen mis problemas.

Oh san Pedro que mereciste el privilegio de vivir junto a Jesús y participar realmente de sus milagros y de su Palabra Evangélica, que por tu fidelidad, por tus especiales gracias y virtudes recibiste junto a la Virgen y los demás Apóstoles los muy valiosos dones del Espíritu Santo y ahora gozas de la corona de gloria por todos los tiempos, recibe mis especiales afectos y no dejes de darme tu valimiento.

Oh amable santo a quien nuestro Señor Jesucristo concedió la inmensa distinción de oír primero su Voz y después de ser testigo de su resurrección gloriosa pese a la momentánea debilidad que tuviste cuando negaste a nuestro gran Maestro tres veces, te suplico Pedro glorioso no me dejes sin tu santa bendición, consigue que sea prontamente favorecido-a por los Cielos para que se acabe la desdicha y escasez que me rodean.

Te suplico intercedas por mis carencias y angustias, para que el Señor se digne darme lo que con humildad de corazón, y, a pesar mis pecados, solicito de su generosa mano, oh Pedro bendito alcánzame este especial favor que sabes necesito con urgencia para poder solucionar los problemas que afectan gravemente mi estabilidad y bienestar: (ahora pide con mucha fe lo que deseas conseguir).

Oh san Pedro, te llamo con toda confianza y seguridad, sé mi especial abogado y protector ahora que estoy agobiado-a, otórgame, con tu habitual bondad y por tu poder ante Jesús que pueda recibir el socorro que preciso en mis adversidades, no dejes de prestarme tu auxilio, hazme el favor, ruega por mí y por todos los que sufrimos y llévanos siempre en tu buen y esplendido corazón.

También te pedimos que llenes nuestras vidas de valor y confianza para que podamos salir victoriosos en las duras pruebas y que vivamos en el amor, la paz, la justicia y la verdad para merecer la mirada maternal de la Santísima Virgen María, que nos protege, ampara y bendice con dulce animosidad, y también la suprema bondad del maestro y Buen Pastor Jesús, que nos gobierna y apacienta con infinita benevolencia y nos enseña con su ejemplo a conquistar las riquezas eternas.

San Padre, por tus méritos, por tus virtudes y comprensión dame tu apoyo hoy que estoy viviendo temporalmente en la tierra y cuando llegue el día, haz que pueda llegar ante Ellos libre de culpas para gozar de la eterna bienaventuranza del Cielo. Te lo pedimos por Jesús, nuestro Maestro, Redentor y Salvador, que junto a Dios Padre todopoderoso y Dios Espíritu Santo vive y reina hoy y por los siglos de los siglos. Amén.

Artículos Relacionados

+ Artículos