Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Oración a San Juan Bautista para grandes necesidades y problemas graves

Si estás pasando por una terrible necesidad o un gran problema, puedes encomendarte a San Juan Bautista con una poderosa oración.

Poderosa oración para cuando pases por grandes necesidades o problemas. Foto: Shutterstock
Poderosa oración para cuando pases por grandes necesidades o problemas. Foto: Shutterstock

Si estás pasando por una terrible necesidad o un gran problema, puedes encomendarte a San Juan Bautista con una poderosa oración.

San Juan Bautista es considerado precursor de Jesús. Zacarías, un sacerdote judío, y Santa Isabel, no podían tener hijos, pues ella era estéril, sin embargo, un día se le apareció un ángel y le dijo: "no tengas miedo, Zacarías; pues vengo a decirte que tú verás al Mesías, y que tu mujer va a tener un hijo, que será su precursor, a quien pondrás por nombre Juan. No beberá vino ni cosa que pueda embriagar y ya desde el vientre de su madre será lleno del Espíritu Santo, y convertirá a muchos para Dios".

Es por esta razón que a San Juan Bautista puedes rezar las plegarias que deseas, haciéndole tus peticiones especiales, especialmente cuando atravieses por graves necesidades o problemas preocupantes; por esta razón, hoy te enseñamos una oración increíble dedicada a él, compartida por el portal ‘Oraciones a los Santos’.

Oración para grandes necesidades

Gloriosísimo san Juan Bautista, grande entre los grandes, por el amor tan ardiente que tuviste al Niño Jesús, por tu fidelidad, por tu entrega y dedicación a Él y, en especial, por la santísima afabilidad y dulzura que infundió en tu corazón con sus halagos; por aquellos grandes privilegios que en vida te concedió para hacer tantos milagros a favor de tus devotos, te suplico con todas mis fuerzas te dignes favorecerme en mis adversidades, en todas mis necesidades y problemas, con tu muy eficaz auxilio y milagroso patrocinio.

Oh santo eminente que deslumbras con tu gloria, profeta grande "el mayor entre los nacidos de mujer", que tu poder me envuelva y tu luz ilumine mis caminos, por favor: líbrame de todo mal y llena mi vida de bendiciones.

¡Oh, glorioso San Juan Bautista, testigo del Señor, por las grandes virtudes que el Altísimo te concedió, por los muchos privilegios con que fuiste enriquecido por Él, pide al Señor que venga en mi auxilio, que se dé prisa en socorrerme.

Oh mi gran santo, sé que tú puedes hacer posible lo que pido, por el poder de tu palabra, por el ejemplo de tu vida penitente, por la victoria que alcanzaste ante tus múltiples enemigos, usa tu clemencia conmigo, yo en ti deposito mis esperanzas, líbrame, te ruego, mis necesidades, mis problemas y miserias, aleja todos los obstáculos y trabas que me impiden ser feliz, todo lo que me tiene preocupado-a y no me deja descansar.

Tú que fuiste elegido para anunciar la venida del Reino de Cristo, haz que desde hoy mis tristezas y carencias se conviertan en alegría, que mis dificultades sean solventadas y mis agobios aliviados. En particular, san Juan Bautista, imploro que, con tu mayor valimiento, con tu auxilio y comprensión, te pido que pueda cambiar mi maltrecha situación económica tú bien sabes mis necesidades materiales, financieras y de trabajo por ello te ruego me alcances la gracia que humildemente y con fervor te pido con humildad y plena confianza en esta oración: (haz con mucha fe y esperanza la petición).

Oh san Juan, mártir invencible, príncipe todopoderoso del Cielo, concédeme la gracia que solicito, haz que pueda cumplir mis metas, que la salud, el amor, el trabajo y el dinero entren en mi hogar y se queden alojados desde hoy y para siempre en el futuro, que consiga vivir sin estrecheces y también ayudar al prójimo, santo bendito, no me dejes sufrir más media por mí y dame solución,  así como tu bienaventurada protección, auxilio y amparo no solo en esta ocasión, sino todos los días de mi vida.

¡Oh, santo de los milagros!, alivia la congoja de mi corazón, y haz que yo viva aquí en la tierra como verdadero amante del Señor para poder gozar de Él en la Gloria junto a ti, la Virgen María, los demás Santos del Cielo, los Arcángeles y Ángeles. Amén.

Artículos Relacionados

+ Artículos