Por: Alexandra Méndez • Colombia.com

3 remedios caseros para cerrar los poros y tener una piel más tersa

No hace falta gastar mucho dinero para obtener una piel tersa y radiante.

Piel tersa: 3 remedios caseros para cerrar los poros. Foto: Shutterstock
Piel tersa: 3 remedios caseros para cerrar los poros. Foto: Shutterstock

No hace falta gastar mucho dinero para obtener una piel tersa y radiante.

Tener una piel tersa, suave y libre de poros abiertos es el objetivo de muchas personas que dedican una buena parte de su día al cuidado de la piel. Aquí entran en juego muchos factores que podrían interferir en la apariencia de nuestro rostro, como la alimentación, el estilo de vida, la exposición al sol y a factores contaminantes y las hormonas. 

Los poros son definidos por expertos de la Clínica Menorca como “pequeñas aberturas en la piel que se encuentran en toda la superficie del cuerpo”. Estas aberturas suelen ser más visibles en áreas como la cara, el cuello, el pecho y la espalda. 

Los poros están formados por un folículo piloso. Este a su vez contiene un vello y una glándula sebácea que es la encargada de producir el sebo, una sustancia que ayuda a mantener la piel lubricada y protegida. 

La función principal de los poros es contribuir a que la piel tenga un aspecto saludable y luzca siempre hidratada; no obstante, se deben mantener limpios para evitar obstrucciones y la aparición de problemas como el acné. 

Los poros dilatados pueden convertirse en un dolor de cabeza, por ello, a continuación te compartimos 2 remedios caseros que según el portal Mejor con Salud son muy efectivos para cerrar estas cavidades y lucir una piel libre de imperfecciones. 

1. Mascarilla de huevo y avena

La combinación de estos ingredientes permite una exfoliación suave de la piel para eliminar las células muertas y prevenir la aparición de brotes. 

Por un lado, de acuerdo con un análisis publicado en Indian Journal of Dermatology, Venereology & Leprology, la avena es rica en antioxidantes que ayudan a mantener la piel joven, mientras que el huevo aporta vitaminas y una intensa hidratación. 

Ingredientes

  • 1 clara de huevo.
  • 2 cucharadas de copos de avena (20 g).

Paso a paso 

1. Mezcla la clara de huevo y agrega las dos cucharadas de avena hasta conseguir una pasta homogénea.
2. Aplica la mezcla en el rostro previamente lavado.
3. Realiza movimientos circulares para exfoliar suavemente.
4. Retira la pasta con agua tibia.
5. Repite este procedimiento 2 veces a la semana hasta obtener los resultados deseados. 

2. Mascarilla de miel y avena 

Estos dos ingredientes tienen propiedades muy beneficiosas para la piel. Por un lado, la miel es hidratante, nutritiva y calmante, lo que ayuda a tener una piel suave y tonificada. Por otro lado, la avena es rica en antioxidantes y exfolia suavemente.

Ingredientes

  • 1 cucharada de copos de avena (5 g).
  • 2 cucharadas de miel (50 g).

Paso a paso

1. Mezcla la avena y la miel hasta obtener una mezcla homogénea con consistencia arenosa.
2. Aplica sobre el rostro limpio y seco haciendo masajes circulares. 
3. Deja actuar la mezcla durante 15 minutos y retira con abundante agua tibia.