Colombia.com Bogotá Martes, 18 / Feb / 2020

¿Qué tan recomendable es el uso del esmalte semipermanentes?

Es una muy buena opción para aquellas que no cuentan con el tiempo o las ganas para pintarse las uñas con constancia.

Que tan recomendable uso esmalte semipermanentes
Lo que debes saber sobre el esmalte permanente. Foto: Shutterstock

El esmalte semipermanente se ha convertido en una de las técnicas favoritas de las mujeres, pues les evita tener que estar asistiendo cada 8 días a un salón de belleza a arreglar sus uñas, lo cual también significa una pérdida de tiempo.

Si bien es cierto que es mucho más caro que un manicure tradicional, su durabilidad es muy larga, hasta tal punto que si se hacen cuentas, representaría casi el mismo gasto que si se realizara un proceso con un esmalte común cada semana.

Foto: Shutterstock

Sin embargo, son muchas las preguntas que surgen alrededor de esta metodología, pues hay quienes aseguran que puede llegar a ser perjudicial para la salud de las uñas. Lo cierto es que podría ser así cuando quien lo lleva a cabo no tiene la suficiente experiencia o conocimiento al respecto.

Verdades y mentiras del esmalte semipermanente

  • A diferencia de lo que muchas personas creen, este esmaltado no daña la uña si se hace de la forma correcta.
  • Es perfecto para personas que sufren de uñas debilitadas, quebradizas, o que en algún momento de su vida hayan llegado a mordérselas.
  • Le aportan brillo y dureza a la uña, que no es posible conseguir con el manicure tradicional.
  • Dura más de dos semanas en las manos y cuatro en los pies; eso sí, solo si es cuidado de la forma adecuada.
  • Es más caro, pero lo compensa con su durabilidad. 

Foto: Shutterstock

  • Necesita una lámpara para secado del esmalte; además, es indispensable el uso de productos específicos para retirarlo sin que se vea alterado el bienestar de la uña.
  • No es recomendable hacerlo tan seguido, pues eso sí podría afectar las uñas; es importante dejarlas respirar un tiempo para que no se vuelvan amarillas.
  • No es necesario limar la superficie de la uña, basta con que estén libres de cualquier tipo de grasa que luego pueda impedir que se adhiera el esmalte. 
  • Para retirarlo se deben emplear productos especializados, que a pesar de ser utilizados como cualquier quitaesmalte, son para uso exclusivo de esta técnica.
  • Si retiras el esmalte despegándolo de a pocos, puedes dañar tus uñas.

Karen Benavides - Colombia.com