Jeanne Baret, la primera mujer que dio la vuelta al mundo vestida de hombre

La exploradora francesa Jeanne Baret se convirtió en la primera mujer en circunnavegar el mundo, pero tuvo que hacerlo vestida de hombre por las prohibiciones de la época.

Actualización • Lun, 27 / Jul / 2020 1:17 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Google conmemora el nacimiento de Jeanne Baret con un Doodle. Foto: Twitter @googleespanol

Google conmemora el nacimiento de Jeanne Baret con un Doodle. Foto: Twitter @googleespanol

Actualización • Lun, 27 / Jul / 2020 1:17 pm

La exploradora francesa Jeanne Baret se convirtió en la primera mujer en circunnavegar el mundo, pero tuvo que hacerlo vestida de hombre por las prohibiciones de la época.

El 27 de julio de 1740 nació en Autun, Francia, nació la mujer que hoy es recordada por su gran valentía y espíritu aventurero, Jeanne Baret, pues se convirtió en la primera mujer en dar la vuelta al mundo en una expedición realizada en el año 1765, aún si en esa época estaba prohibido que las mujeres se embarcaran. 

Baret comenzó a trabajar para el famoso botánico Philibert Commerson, debido a su gran conocimiento en la identificación de plantas, y su especialidad en medicina vegetal; fue de esta manera que se enteró de la primera vuelta al mundo que iba a ser en la embarcación Ètoile (estrella), y a la cual Commerson fue invitado. 

Decidida a no desaprovechar esta oportunidad y en contra de las leyes francesas que prohibían la presencia de mujeres en los barcos de la marina, se hizo pasar por hombre cambiando su nombre a Jean, envolviendo su busto en vendas y disfrazándose con ropa suelta para esconder su verdadero género, todo esto con el apoyo de Commerson.

Jeanne Baret se embarcó en la vuelta al mundo de 1765. Foto: Pixabay
Jeanne Baret se embarcó en la vuelta al mundo de 1765. Foto: Pixabay

Su plan fue todo un éxito y Baret pudo sumarse al viaje en el que estudiaron más de 6000 especímenes de plantas durante tres años, recorriendo lugares paradisiacos en los que recogían las muestras como el estrecho de Magallanes, Tahití, las islas de Madagascar, Brasil y Mauricio.

De hecho, su gran hazaña no pasó desapercibida, pues tuvo que asumir el rol titular como botánico de la expedición en algunas ocasiones cuando Philibert Commerson se encontraba indispuesto, razón por la cual se le atribuyen diferentes hallazgos; uno de los más populares y por los que es más recordada es la vid de buganvillas, científicamente conocida como Bougainvillea brasiliensis, de América del Sur.

No obstante, su felicidad no fue para siempre, pues pronto sus compañeros descubrieron que era una mujer, más exactamente en 1768, por lo que fue obligada a desembarcar junto con Commerson en la Isla Mauricio, lugar donde este último falleció.

Al encontrarse sola en dicho lugar, Jeanne Baret tuvo que durante algunos años en una taberna en Port Louis, para tener cómo mantenerse, y fue allí donde su suerte comenzó nuevamente a mejorar, pues conoció a Jean Dubernat, un oficial naval francés con el que se casó un tiempo después.

Flores de Buganvillas rosadas. Foto: Pixabay
Flores de Buganvillas rosadas. Foto: Pixabay

Fue con Dubernat que Jeanne decidió regresar a Francia para completar su vuelta al mundo en 1776; al llegar presentó las 6000 especies, 3000 de ellas totalmente novedosas, por lo cual recibió una renta vitalicia por parte del rey Luis XVI.

Sin embargo, a pesar de todo lo que había logrado, sus grandes hazañas quedaron en el olvido y no se le dio el merecedor reconocimiento sino hasta el año 2010, luego de que la escritora Glynis Ridley publicara su libro ‘El Descubrimiento de Jeanne Baret’, donde se le destacaba como la primera mujer en dar la vuelta al mundo y se resaltaba su gran trabajo científico. 

Finalmente en 2012 se le otorgó un decoro británico luego de que una nueva especie sudamericana de la familia Solanum, en la que se encuentra la papa, el tomate y las berenjenas, recibiera un nombre en su honor al ser denominada baretiae.

Karen Benavides • Colombia.com • Lun, 27 / Jul / 2020 1:00 pm