Colombia.com Bogotá Jueves, 27 / Jul / 2017

¿Cómo los niños afrontan el divorcio de sus padres según su edad?

Los niños suelen ser las grandes víctimas de una separación, que son afrontados de distintas maneras según la edad en la que estén.

¿Cómo los niños afrontan el divorcio de sus padres según su edad?

El divorcio resulta una situación en la que los proyectos y la estabilidad se ven fuertemente sacudidas, pero que además la carga emocional, las razones por las de la separación y los hijos serán fundamentales para que se afronte más fácilmente.

Se conoce que los hijos de una relación son las víctimas con un divorcio, pues resulta más inesperado y afecta en mayor medida su estabilidad a la que ya estaban acostumbrados.

Te puede interesar: James Rodríguez y Daniela Ospina se divorciaron

La ABC consultó a  la doctora en Psicología y autora de "Divorcio. ¿Cómo ayudamos a los hijos?" Cristina Noriega y explicó las diferencias en las reacciones emocionales de acuerdo a su edad.

Niños hasta dos años
En este momento el bebé aún no entiende la separación, pero perciben el afecto de sus padres o criadores y se habitúan la rutina, por lo cuál un divorcio es percibido como la ausencia o un cambio, que se verá reflejado en llantos llantos intensos e irritabilidad, alteraciones de sueño y alimentación. 
 
¿Qué hacer? 
Intentar que la frecuencia con la que ve e interactua con sus padres, no tenga grandes cambios. Además de transmitrle confianza y tratar que su rutina no sea transformada.
 
De dos a tres años
Un divorcio en esta etapa puede tener repercusiones en el desarrollo normal del niño, pues en esta edad esta en importantes retos como el caminar y hablar, por lo que puede que se presente  problemas psicomotores, falta de control de esfínteres, alteraciones de sueño, retraso en el habla.
 
¿Qué hacer? 
Se debe reafirmar el amor que se le tiene y permitirle el contacto frecuente con ambos padres y en caso de que demuestre algúnos de los anteriores problemas , en vez de reprenderlo, se le debe indicar con amor que esa conducta no es correcta.
 
Niños de 3 a 5 años
En esta etapa los niños por lo general están en el que quieren saberlo todo y son egocéntrico, por lo que pueden tomar la reacción de que ellos son culpables de la separación. Así mismo puede que desarrollen complejo de Edipo, en el que quieren acaparar a la madre y rivalizar con su padre.
 
¿Qué hacer? 
Corregir las conductas extrañas y ante cualquier regresión se debe explicar las consecuencias. De igual manera se le debe recalcar el amor hacia él y tratar que su rutina no se vea afectada.
 
Niños de 6 a 12 años
En esta edad ya es capaz de entender lo que sucede pero lo manifiesta con sensibilidad que en ocasiones las reprime para no preocupar o por miedo al rechazo.
 
¿Qué hacer? 
Se debe estar muy atento a sus actuaciones tanto en la casa como en el colegio y hacerle saber que no se le va a abandonar y que debe entender que aunque sus padres no volverán a estar juntos, si estarán con él.
 
Adolecentes
Este momento es muy complicado ya que el adolecente está en búsqueda de su identidad y necesita tener un ambiente se estabilidad y seguridad, y cuando esto ya no está se ven acciones de rebeldía o trastornos de alimentación, consumo de sustancias, conductas sexuales de riesgo.
 
¿Qué hacer? 
Se debe mantener el diálogo abierto y claro de la situación. Además de todo lo concerniente a la custodia compartida y a sus  derechos y deberes. 
 
Colombia.com