Por: Alexandra Mendez • Colombia.com

Estudio revela que quienes se despiertan varias veces en la noche tienen mayor riesgo de muerte

De acuerdo con la investigación, las mujeres tienen un porcentaje mayor de riesgo de muerte por este factor.

Riesgo de muerte por malos hábitos de sueño. Foto: Freepik
Riesgo de muerte por malos hábitos de sueño. Foto: Freepik

De acuerdo con la investigación, las mujeres tienen un porcentaje mayor de riesgo de muerte por este factor.

Tener un sueño reparador es casi tan importante como llevar una alimentación saludable; sin embargo, con los agitados ritmos de vida que solemos llevar hoy en día, esto se hace cada vez más difícil. Algunas estadísticas revelan que más del 70% de los estadounidenses duermen 6 horas o menos por día, pero quizás no sabías que esto puede tener varios efectos negativos para tu salud.

Expertos en el sueño indican que dormir mal y en pocas cantidades aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades, tanto físicas como mentales, incluso una investigación reciente determinó que quienes duermen menos horas tienen mayores probabilidades de padecer depresión, sobre todo en el caso de los adolescentes. Pero parece ser que la deficiencia de sueño acarrea problemas que van mucho más allá y hasta incrementa el riesgo de muerte.

En fechas recientes, el European Heart Journal de la academia de Oxford, publicó un estudio sobre la relación del sueño y el riesgo de muerte, en el que se revelaron hallazgos muy interesantes en torno a esta situación.

Los investigadores Inés García-Lunar, Valentín Fuster y Borja Ibanez, decidieron analizar en tres estudios distintos a 8.001 hombres y mujeres para determinar si existía una relación entre dicha fragmentación y nuestra salud.

Por lo general, el sueño interrumpido se presenta por un proceso conocido como “vigilia involuntaria”, que es causada por dos factores principalmente: estímulos internos del cuerpo; como la apnea del sueño o externos; como la contaminación auditiva.

“Por lo general, las personas se sentirán exhaustas y cansadas por la mañana debido a la fragmentación del sueño, pero no serán conscientes de los despertares individuales”, explicó una de las investigadoras.

El análisis tuvo una duración de entre 6 y 12 años, en los cuales los investigadores estudiaron los patrones de sueño de los voluntarios. Tras mucho tiempo de observación, se pudo determinar que sí existía una relación entre la interrupción del sueño y el riesgo de muerte y que era más fuerte en el caso de las mujeres.

En promedio general, la probabilidad de muerte en los hombres es del 9,6% por problemas cardiovasculares y del 28% por otros factores, pero cuando existe fragmentación del sueño, dichos porcentajes suben a 13.4% y 33.7% respectivamente.

Por otra parte, para las mujeres este riesgo se hace casi 2 veces mayor. En general, el 6,7% de las mujeres tienen riesgo de morir por complicaciones cardiacas, pero cuando sufren interrupciones del sueño a lo largo de su vida el riesgo de muerte femenino sube a 12,8%.

De acuerdo con el profesor Linz, se desconocen las causas por las cuales sucede este aumento de probabilidades tan desproporcional entre el género femenino y el masculino, pero se tienen algunas teorías al respecto.

“Los desencadenantes que causan una vigilia o la respuesta del cuerpo a la vigilia pueden diferir en las mujeres en comparación con los hombres. Esto puede explicar el riesgo relativamente mayor de muerte cardiovascular en las mujeres. Las mujeres y los hombres pueden tener diferentes mecanismos compensatorios para hacer frente a los efectos perjudiciales de la vigilia. Las mujeres pueden tener un umbral de exaltación más alto y, por lo tanto, esto puede resultar en una mayor carga de activación en las mujeres en comparación con los hombres”, concluye el investigador.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Vida y Estilo

Lo más leído en Colombia.com