Por: Karen Benavides • Colombia.com

Mujer olió el párkinson en su esposo antes de ser diagnosticado: ahora ayuda a los científicos

Antes de ser diagnosticado con párkinson, una mujer detectó un olor extraño en su esposo; ahora ayuda a los científicos a crear un test para detectarlo con tiempo.

Mujer olió el párkinson en su esposo y ahora ayuda a crear un test para detectarlo. Foto: Shutterstock
Mujer olió el párkinson en su esposo y ahora ayuda a crear un test para detectarlo. Foto: Shutterstock

Antes de ser diagnosticado con párkinson, una mujer detectó un olor extraño en su esposo; ahora ayuda a los científicos a crear un test para detectarlo con tiempo.

Los diagnósticos por la enfermedad de Parkinson “una afección degenerativa del cerebro asociada a síntomas motores (lentitud de movimientos, temblores, rigidez, trastornos de la marcha y desequilibrio) y a una amplia variedad de complicaciones no motoras (deterioro cognitivo, trastornos mentales, trastornos del sueño, y dolor y otras alteraciones sensoriales)”, según la OMS, crecen rápidamente en el mundo.

Y es que, aunque no tiene cura, especialistas hacen énfasis en detectarla de forma temprana para poder implementar un tratamiento de forma oportuna y tratar los síntomas; no obstante, en ocasiones se detecta cuando ya está muy avanzada por lo que los científicos estudian diversos métodos para su diagnóstico.

Uno de ellos es un test que está siendo desarrollado por expertos de la Universidad de Mánchester, en Inglaterra, el cual consiste en pasar un hisopo por el cuello de la persona; y aunque aún se encuentra en sus primeras fases, en las cuales han realizado pruebas en el laboratorio que han sido exitosas, se espera que pronto pueda usarse en entornos hospitalarios.

Lo curioso es que este avance surgió gracias a la ayuda de una persona del común, Joy Milne, una mujer que olió el párkinson en su esposo mucho antes de que fuera diagnosticado; tal como lo dio a conocer a ‘Sky News’, sintió un olor extraño en su pareja cuando él estaba llegando a los 32, por lo cual le decía que “no se estaba bañando bien”, sin embargo, se acostumbró a dicho aroma que iba y venía en varias ocasiones.

Sin embargo, dejó de ser una casualidad cuando a sus 44 años le indicaron a este hombre que padecía la enfermedad de Parkinson; fue en este momento cuando él mismo decidió contactar al Dr. Tilo Kunath, de la Universidad de Edimburgo, quien con la ayuda de la profesora Perdita Barran, hicieron pruebas para examinar el olfato de la Sra. Milne en relación con el párkinson.

Para ello, la pusieron a oler camisetas de varias personas (algunas diagnosticadas con párkinson y otras sanas) para que determinara cuáles eran de un paciente con la enfermedad. Sorprendentemente, la mujer acertó en todas, aunque en una de las personas que estaban en el grupo de los sanos también sintió el olor; 8 meses después ese individuo fue diagnosticado.

Los científicos determinaron que esto probablemente se debía a que ella era capaz de detectar un cambio químico en el aceite de la piel que se daba en las personas que comenzaban a desarrollar dicho padecimiento, y es lo que ella denomina “olor a párkinson”, por lo cual las pruebas para el test están centradas en ello.

Y es que, tal como ella misma lo dio a conocer tiene hiperosmia hereditaria, la cual se trata de un sentido del olfato muy desarrollado que, según ella, también tienen sus hermanas y fue heredado de su abuela. “Tengo muchas esperanzas de que un diagnóstico temprano pueda evitar que llegue al daño neuronal… Un diagnóstico más temprano significa un tratamiento mucho más eficiente y un mejor estilo de vida para las personas”, dijo al mismo medio.

Artículos Relacionados

+ Artículos