Por: Paula Castro • Colombia.com

Salud Mental: personas están dispuestas a pagar porque desconocidos coman con ellos y no estar solos

Se está popularizando la práctica de cenar con desconocidos, pues hay quienes aseguran que esto le permite abrir su círculo social y dejar de estar solos. 

Combatir la soledad. Foto: Shutterstock
Combatir la soledad. Foto: Shutterstock

Se está popularizando la práctica de cenar con desconocidos, pues hay quienes aseguran que esto le permite abrir su círculo social y dejar de estar solos. 

El miedo es una emoción que las personas desarrollan desde que son unos niños, pues hacen parte de los mecanismos de supervivencia. Sin embargo, más allá de esos existen temores puntuales, miedo a la enfermedad, a la pérdida, a la muerte, al fracaso, al cambio, y uno de los más conocidos entre los expertos, el miedo a la soledad. Un miedo que puede afectar asuntos esenciales, como las relaciones con los demás. 

Y es que el miedo a la soledad, al igual que otros miedos, condicionan, limitan e interfieren en el modo en el que tomamos decisiones vitales. Según Natalia Franco, Psicóloga Sanitaria. Especialista en intervención clínica. Experta en desórdenes emocionales, en el miedo a la soledad hay dos divisiones puntuales, en el caso de las mujeres el miedo a la soledad puede ser impulsado por el mismo miedo de quedarse solteras y están muy arraigados al ideario social de la auto-realización en la mujer.

En el caso de los hombres, los estereotipos suelen apuntar en otra dirección, considerando que la soledad es un signo de independencia y creando otro tipo de desajustes como el miedo al compromiso. Es por eso que muchas personas trabajan para combatir la soledad, en esta búsqueda hay un grupo particular de personas que prefieren pagar por la compañía en una cena y así conocer gente nueva con tal de no estar solos. 

La aplicación funciona haciendo grupos de desconocidos que se arman dependiendo sus gustos y afinidades, plasmadas en las respuestas que dan al llenar un cuestionario sobre sus intereses. Allí un algoritmo se encarga de conectar a los seis desconocidos en un lugar que considera ideal para ese grupo.

El lugar del encuentro es revelado el mismo día de la experiencia, asegura el medio BBC. Estando en el restaurante se sientan grupos de seis personas, hay algunos que se ausentan o se retractan a última hora y solo tienen datos sobre los signos del zodiaco y a veces sus profesiones.

Al llegar al establecimiento, la persona debe avisar que cenará con desconocidos y dar un número de mesa, que es enviado por la aplicación junto con el nombre del restaurante. Como medida de seguridad, se eligen restaurantes con buenas críticas, una de las personas que vivió esta experiencia asegura que: "Me encantan las nuevas experiencias, conocer gente nueva y comer. Por eso me apunté".