Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Vacuna contra el COVID-19: un asunto de objetividad

El mundo espera una vacuna contra el COVID-19, de acuerdo con las promesas de jefes de estado de algunos países, pero va más allá de la fe, es un asunto de objetividad.

Actualización
Las promesas de una vacuna contra el COVID-19 abundan pero hay que ser realistas frente al panorama. Foto: Pixabay
Las promesas de una vacuna contra el COVID-19 abundan pero hay que ser realistas frente al panorama. Foto: Pixabay

El mundo espera una vacuna contra el COVID-19, de acuerdo con las promesas de jefes de estado de algunos países, pero va más allá de la fe, es un asunto de objetividad.

El mundo se encuentra cansado de vivir de una manera anormal, por más que la sociedad intente realizar una vida con libertad, resulta imposible porque la pandemia del COVID-19 ha limitado e imposibilitado las acciones más normales, no existe tranquilidad y con cada cifra de contagiados y fallecidos, el temor aumenta.

Los anuncios de vacunas, en lugar de brindar esperanza, lo que hacen es generar una terrible ansiedad, por eso escuchar un “que descubran rápido una vacuna para ver si esto se acaba por fin”, es una de las frases, que a diario y en cualquier lugar se repiten incesantemente.

@tctelevision

VIDEO | En Colombia ya pr...

Ver tweet completo

Aparece Vladimir Putin prometiendo que su vacuna será la efectiva, luego Donald Trump asegura que una de las norteamericanas estará lista muy pronto, otros estudios publicitan el potencial de sus vacunas y así ha sido la cotidianidad en los últimos meses, ¿el resultado?, no existe vacuna, solo promesas y más promesas.

@NoticiasCaracol

Expertos estiman que solo...

Ver tweet completo

Los ciudadanos no comprendemos que la aparición de una vacuna efectiva es una cuestión de muchos meses que pueden llegar a sumar años y aunque nos moleste y nos limite, la situación del mundo exige estas limitaciones, que, aunque difícil, resulta imprescindible que podamos amoldarnos.

Cerca de 150 vacunas se encuentran en desarrollo, por lo que la esperanza de que solo una de ellas sea la que le ponga punto final a esta pandemia es la esperanza de todos, lo extraño es que los gobiernos se encuentran negociando vacunas que aún no existen.

Es importante entender que con tantas promesas se puede generar una decepción generalizada, o más exactamente, mundial y que en caso de que las vacunas más publicitadas no funcionen, debe existir un plan de contingencia, este puede ser un medicamento que mitigue parcialmente los latigazos del coronavirus mientras se acumula el tiempo necesario para la aparición prudente de una solución definitiva.

Se puede crear una relajación en la población cuando se le ha garantizado una vacuna en corto plazo, muchos dan por hecho de que la pandemia se irá con el mismo año, es decir, la época de navidad significará una despedida para el virus y esto es una gran falsedad, adquirir una actitud flexible frente al COVID-19 generará rebrotes del mismo.

@proceso

El director general de la...

Ver tweet completo

Otro asunto que hay que tener en cuenta, tiene que ver con que en caso de que se logre una vacuna, los pasos siguientes son su producción y distribución, un esfuerzo inconmensurable que exige mucho dinero y que también requiere tiempo, eso supone que llegará a uno u otro lugar dependiendo de quién pueda pagar por ella y también de la priorización que se le de al país o zona de destino.

@ContextoDiario

Estas son las condiciones...

Ver tweet completo

Es válido mantener la esperanza, pero las medidas de bioseguridad se deben extremar, no hay que relajarse, porque por más aburrida que se encuentre la gente y por más que la economía pretenda recuperar su impulso, los dirigentes no son científicos ni conocen nada sobre ciencia y medicina.
No se trata de alarmar ni de acabar con la ilusión, por eso aparece la pregunta, ¿qué pasa si no hay vacuna este fin de año?

Artículos Relacionados

+ Artículos