Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Retiran munición de guerra de un paciente en el lugar más insospechado de su cuerpo

Retiran material de guerra de un paciente en el lugar más insospechado de su cuerpo. En Gloucester en el Reino Unido, un hombre acudió al hospital y tuvo que ser llamado un Escuadrón Antiexplosivos.

Un proyectil lanzado contra los tanques en la segunda guerra fue encontrado en el recto de un hombre. Foto: Twitter @Gandlaz
Un proyectil lanzado contra los tanques en la segunda guerra fue encontrado en el recto de un hombre. Foto: Twitter @Gandlaz

Retiran material de guerra de un paciente en el lugar más insospechado de su cuerpo. En Gloucester en el Reino Unido, un hombre acudió al hospital y tuvo que ser llamado un Escuadrón Antiexplosivos.

Existen casos y emergencias médicas que no tienen explicación, a diario el personal de atención sanitaria en el mundo queda perplejo con las cosas tan extrañas que tiene que ver, a pesar de parecer haberlo visto todo.

Un caso ocurrido en el Reino Unido sigue siendo noticia por su extrañeza y tiene que ver con un hombre que llegó a un hospital requiriendo atención médica porque decía tener en el interior de su cuerpo munición de guerra.

Inmediatamente se pensó que se trataba de un hombre con heridas y que lo que había en su interior era algún tipo de proyectil que le había sido disparado, pero lo que encontraron los médicos y enfermeras raya en lo absolutamente inédito.

En Gloucester, en el Reino Unido, el personal de un Hospital de esta ciudad británica ubicada en el sur de Inglaterra, justo en la frontera con Gales, quedó perplejo cuando atendieron el caso del hombre que llegó solicitando ayuda.

Los tanques de la Segunda Guerra podía ser penetrados con munición especial. Foto: Twitter @GizmodoEs
Los tanques de la Segunda Guerra podía ser penetrados con munición especial. Foto: Twitter @GizmodoEs

El hombre fue conducido de inmediato a una sala de emergencias porque tenía incrustada munición de guerra en el lugar más insospechado de su cuerpo y no se trataba de un brazo, el cuello o la espalda; el hombre tenía incrustado un proyectil en el recto.

Si el hombre estaba esperando que el caso se mantuviera casi que en secreto se equivocó, porque no solo causó revuelo entre los trabajadores del hospital, sino que inmediatamente se dio aviso a un escuadrón antibombas, por asuntos de protocolo con el manejo de este material.

El personal médico consideró que debía actuar con la mayor celeridad y retiró el proyectil del cuerpo del hombre antes de que llegara el equipo especializado de la Policía.

El artefacto retirado del recto del paciente correspondía a un proyectil de 17 centímetros de largo por 6 de ancho usado en la Segunda Guerra Mundial, pero que debido a su calibre era usado en cañones antitanque.

“La Policía acudió a Gloucestershire Royal Hospital el miércoles por la mañana, tras ser informados de que un paciente se había presentado con una munición en el recto”, manifestó a través de un comunicado la Policía de Gloucester.

La identidad del paciente no fue revelada, pero este dijo a las autoridades que se encontraba viendo una colección privada de armas cuando resbaló y cayó justo sobre una de ellas, un miembro del Equipo de Eliminación de Artefactos Explosivos del Ejército Británico le dijo al diario The Sun, el de mayor tirada en el Reino Unido, que el objeto extraído del paciente era un trozo de plomo grueso y puntiagudo diseñado para atravesar el blindaje de un tanque.

Artículos Relacionados

+ Artículos