Colombia.com Bogotá Jueves, 16 / May / 2019

Renuncias y posible constituyente: el efecto domino que originó la liberación de Santrich por la JEP

El Gobierno Nacional, encabezado por el presidente Iván Duque, mostró su rechazo a la decisión de la JEP, y apoyó la gestión de Néstor Humberto Martínez tras su renuncia como fiscal general de Colombia.

Santrich se encuentra preso desde abril de 2018. Foto: Procuraduría General
Santrich se encuentra preso desde abril de 2018. Foto: Procuraduría General

Desde el pasado 9 de abril de 2018, Seuxis Paucias Hernández, alías ‘Jesús Santrich’ fue detenido por las autoridades colombianas. El exlíder de las FARC fue acusado por Estados Unidos y la Fiscalía General de la Nación de participar en procesos de narcotráfico después del Acuerdo de Paz, firmado en 2016. Así, al darse el presunto delito por fuera del acuerdo, el Gobierno aseguró que Santrich debería ser sancionado por la Justicia ordinaria y no por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP); en pocas palabras, el exguerrillero debería ser extraditado a EE.UU.

Sin embargo, el 15 de mayo la JEP tomó la decisión de no solo declarar como nulo el proceso de extradición en contra de Santrich, sino que también pidió a la Fiscalía que dejarán al exlíder guerrillero en libertad.

“JEP Colombia aplica la garantía de no extradición a Seuxis Paucias Hernández porque las pruebas no permiten evaluar la conducta ni establecer la fecha precisa de su realización. Se ordena a Fiscalía de Colombia disponer libertad inmediata”, escribió la JEP en su cuenta de Twitter.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

Una renuncia

Aunque de por sí esta noticia causó estupor en la política y Justicia del país, lo que no se imaginaban los colombianos era el efecto domino que generaría. Lo cierto es que se demoró más la JEP en pedir la libertad de Santrich, que el fiscal general Néstor Humberto Martínez en renunciar a su cargo.

Este desafío al orden jurídico no puede ser refrendado por el suscrito. Mi conciencia y mi devoción por el Estado de Derecho me lo impiden, por ello he presentado renuncia irrevocable al cargo de fiscal general de la nación”, dijo Martínez en rueda de prensa.

Enojo presidencial

Ahora bien, este no fue el único escándalo que originó la decisión de la JEP; más bien fue el inicio de una batalla política en Colombia. Por ejemplo, el presidente Iván Duque, en cabeza del Gobierno Nacional dijo: “He estado, estoy y estaré siempre listo a firmar la extradición de alias ‘Jesús Santrich’ y de cualquier otro sindicado por narcotráfico, en apego a la Constitución y la ley”.

Asimismo, aseguró que, aunque “el Gobierno Nacional respeta la Constitución y la separación de poderes”, su gobierno “comparte la indignación del pueblo colombiano por la decisión de la JEP de ordenar la libertad del sindicado por narcotráfico en Estados Unidos, alias ‘Jesús Santrich’”.

Una constituyente

Pero lo que más ha sorprendido es el llamado del uribismo al presidente Duque, para que sea éste quien dirija una “reforma a la justicia a través de una asamblea nacional constituyente”, tal y como lo pidió el senador por el Centro Democrático, Santiago Valencia.

Se necesita una constituyente para la reforma a la justicia y una reforma política. Y yo diría reforma a la justicia incluida la JEP, todos estos hechos de los magistrados, esta decisión absurda de la JEP nos indica que hay que hacer algo”, dijo también el presidente del Senado, Ernesto Macías, en declaraciones recogidas por La W Radio. 

Es así que, este 16 de mayo, Colombia se despierta con un revolcón institucional, judicial y político en el que ya se habla, incluso, de una asamblea constituyente con la excusa de fortalecer las leyes en contra del narcotráfico, problemática que durante más de 50 años ha sido tema de conversación y preocupación en el país.

Christopher Ramírez - Colombia.com