Por: EFE • Colombia.com

Álvaro Uribe: Esta es la razón por la que la Corte Suprema ordenó la detención del expresidente

Según la Corte, Uribe representaba un riesgo para posibles casos de obstrucción a la justicia en la investigación que existe en su contra.

Álvaro Uribe, durante una sesión del Senado de la República. Foto: Flickr
Álvaro Uribe, durante una sesión del Senado de la República. Foto: Flickr

Según la Corte, Uribe representaba un riesgo para posibles casos de obstrucción a la justicia en la investigación que existe en su contra.

La Corte Suprema de Justicia dijo, en las horas de la noche del pasado 4 de agosto, que ordenó la detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) al considerar que hay riesgos de que el senador obstruya la justicia en el caso que se le sigue por presunto fraude procesal y soborno de testigos.

"La providencia fue adoptada con base en un riguroso estudio jurídico sobre la realidad procesal, que indica posibles riesgos de obstrucción de la justicia, respecto al futuro recaudo de pruebas de hechos presuntamente delictivos que involucran" al senador Uribe, señaló la Corte en un comunicado.

Horas antes el propio Uribe informó por medio de las redes sociales de la privación de su libertad y señaló que esa situación le causaba "profunda tristeza" por su familia "y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la patria".

Según la Corte Suprema, la "imposición de medida de aseguramiento de detención preventiva" a Uribe "como presunto determinador de los delitos de soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal (...) se sustituyó por detención domiciliaria".

"Por lo tanto, el senador Uribe Vélez cumplirá la privación de la libertad en su residencia y desde allí podrá continuar ejerciendo su defensa con todas las garantías del derecho al debido proceso", añadió el comunicado.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

Efecto bumerán

El caso que deja a Uribe en prisión domiciliaria comenzó en 2012 cuando demandó por supuesta manipulación de testigos al senador del Polo Democrático Alternativo (PDA) Iván Cepeda, que en esa época preparaba una denuncia en el Congreso en su contra por supuestos vínculos con el paramilitarismo.

El proceso contra Cepeda cambió radicalmente cuando el magistrado de la Corte Suprema José Luis Barceló, que fue quien recibió el caso, no sólo lo archivó sino que le abrió una investigación por supuesta manipulación de testigos al demandante que se convirtió en el primer expresidente colombiano al que se le ordena la detención.

La providencia precisa que "las conductas reprochadas (a Uribe) fueron posteriores al 16 de febrero de 2018, fecha en que la Sala de Casación Penal compulsó copias contra el aforado, al archivar una denuncia formulada por él" contra Cepeda.

"Después de emitido este archivo, al parecer, con la aprobación del senador, personas allegadas a él habrían emprendido probables actos de manipulación de testigos", puntualiza la Corte.

El 24 de julio de 2018 la Sala de Instrucción de la Sala Penal abrió el proceso formal contra Uribe que rindió indagatoria en octubre de 2019.

Numerosas pruebas

La medida contra Uribe, asegura la Corte, "tiene como fundamento gran cantidad de material probatorio recaudado y analizado por la Sala Especial de Instrucción".

Las pruebas, que son reserva del sumario, incluyen testimonios, inspecciones judiciales, registros fílmicos, grabaciones e interceptaciones telefónicas, que al "parecer indican su presunta participación como determinador de los delitos de soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal".

Los delitos por los que se investiga a Uribe "fueron presuntamente cometidos cuando se desempeñaba como congresista" y también vinculan "en calidad de cómplice" al representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada, del partido Centro Democrático.