Por: Juan Carlos Garcia Sierra • Colombia.com

Con un cacerolazo, colombianos de todos los rincones manifiestan apoyo a la medida de aseguramiento contra Álvaro Uribe

Con un cacerolazo se invita a los colombianos a manifestarse a favor de la medida de aseguramiento dictada por la Corte Suprema de Justicia contra Álvaro Uribe Vélez.

Actualización
Desde casa o en la calle, muchos simpatizantes y detractores de Álvaro Uribe hacen sonar sus cacerolas. Foto: Twitter El Clarín
Desde casa o en la calle, muchos simpatizantes y detractores de Álvaro Uribe hacen sonar sus cacerolas. Foto: Twitter El Clarín

Con un cacerolazo se invita a los colombianos a manifestarse a favor de la medida de aseguramiento dictada por la Corte Suprema de Justicia contra Álvaro Uribe Vélez.

Álvaro Uribe Vélez es una figura tan determinante en la vida de Colombia que una vez se dictó la medida de aseguramiento en su contra, miles de ciudadanos en el país salieron a las calles a protestar y otros a celebrar.

La primera ciudad en la que muchos de sus habitantes salieron a manifestar su apoyo al expresidente sin importar la cuarentena y el distanciamiento social por cuenta del covid-19, fue Medellín, lugar de origen del congresista y tradicionalmente la urbe que más respaldo le ha brindado.

Miles de personas se concentraron en las principales vías de la capital antioqueña y con pitos de los carros, gritos y arengas de la multitud, expresaron su inconformismo por la decisión de la Corte Suprema de Justicia.

En Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, seguidores del expresidente se concentraron para manifestarse en contra de la medida en contra suya y apoyar al congresista, al que agradecen que durante su administración, se enfrentó con contundentes golpes a los grupos guerrilleros, especialmente a las Farc.

Bogotá, capital de la República no se ha quedado atrás y desde el atardecer, centenares de personas se han reunido en diferentes lugares como el Centro, Chapinero y Suba para apoyar y también para rechazar la medida judicial. Desde avanzada la tarde se convocó a través de las redes sociales a un “cacerolazo” como una medida para celebrar que el expresidente de Colombia haya sido cobijado con medida de aseguramiento.

Desde las 8 de la noche, varios ciudadanos de diferentes sectores de Bogotá, Cali, Medellín y otras ciudades del país se han asomado a sus ventanas con sus cacerolas para mostrar su apoyo a las medidas judiciales que pueden llevar a que el expresidente responda por las acusaciones en las que se ha visto involucrado.

En redes sociales la batalla está candente porque seguidores y detractores de Álvaro Uribe Vélez lanzan sus opiniones sin ninguna reserva, entre sus defensores se encuentran políticos, miembros del Centro Democrático y hasta figuras de la vida pública, por su parte, los ciudadanos del común, en su gran mayoría, se expresan ante algo casi impensado por estos días, que Uribe Vélez tuviese que responder ante la ley.

Ante la posibilidad de alteraciones de orden público en la capital de la República, su alcaldesa, Claudia López, anunció que no permitirá que estas sucedan porque lo más importante en este momento es enfrentar la crisis ocasionada por la pandemia y la protección ante el riesgo de más contagios.

Esto apenas comienza porque las manifestaciones a favor y en contra de Uribe pueden polarizar a la opinión pública y pueden convertirse en el pan de cada día, mientras se afronta esta emergencia sanitaria y económica sin precedentes.