Por: Juliana Palomino • Colombia.com

Ley "Comida Chatarra" aprobada, pero, ¿qué es?

Con esta ley se espera que los colombianos tengan información de qué consumen.

Actualización
Congreso y Senado deberán revisar el texto final. Foto: Shutterstock
Congreso y Senado deberán revisar el texto final. Foto: Shutterstock

Con esta ley se espera que los colombianos tengan información de qué consumen.

La aprobación de esta Ley tenía preocupados a varios sectores debido a que el proyecto tenía plazo de debatirse hasta antes del próximo 20 de junio, cuando se vencen las sesiones ordinarias en nuestro país.

Hasta hace dos días no se había hablado de una fecha para concluir el futuro de esta ley, sin embargo, el 17 de junio, la Plenaria del Senado de la República puso el debate sobre la mesa y con 46 votos a favor y 29 en contra se dio paso a que los usuarios conozcan qué es lo que van a ingerir.

Lo que se busca es generar buenos hábitos alimenticios, además de información clara y veraz para los consumidores en todos los productos ultraprocesados. Esta deberá ir con una etiqueta en la parte frontal del producto.

Con esta decisión, se culminan seis años de espera e insistencia por parte de algunos congresistas y de RedPapaz que constantemente recalcaba la importancia de que los colombianos conociéramos los componentes del producto y cómo pueden beneficiar o afectar a nuestra salud.

Inicialmente en su último debate, “Comida Chatarra” contó con el apoyo de partidos como Centro Democrática, Cambio Radical, Alianza Verde, Conservador, MIRA y Comunes que tipificaron de alta la importancia de que los niños, niñas y adolescentes del país cuiden su salud estando informados de si los productos tienen exceso de azúcar, sodio o grasas saturadas.

Sin embargo, algo hizo que algunos senadores cambiaran de opinión, lo cual sumó a los votos negativos.

El proyecto no busca que se prohíban productos, ni saldrán del mercado, ni se restringirá su venta, según expresó Mauricio Toro, coautor del proyecto: “Hemos insistido de todas las formas en aclarar que este proyecto no prohíbe la venta, comercialización y publicidad de absolutamente ningún producto. Lo único que este proyecto exige es que se informe a los consumidores de una forma clara, concreta y sencilla, cuando un producto está excedido en azúcares, sodio y grasas. Es el consumidor quien tomará la decisión de comprar o no comprar, usando información clara y suficiente. La experiencia chilena ha demostrado que la industria no se afectará, y por el contrario, se beneficiará mucho la salud de los ciudadanos”.

Para convertirse finalmente en ley la Cámara y el Senado deberán entrar a revisar el texto final antes del 20 de junio.

Artículos Relacionados

+ Artículos