Hombre vendió carne de burro a colegios de Bucaramanga por más de un año

El responsable, que inyectaba la carne con químicos para darle apariencia más fresca, ya fue capturado.

Actualización • Vie, 18 / Sep / 2020 11:41 am

SÍGUENOS EN:

Google News
El responsable ya fue capturado. Foto: Twitter @FiscaliaCol

El responsable ya fue capturado. Foto: Twitter @FiscaliaCol

Actualización • Vie, 18 / Sep / 2020 11:41 am

El responsable, que inyectaba la carne con químicos para darle apariencia más fresca, ya fue capturado.

La Fiscalía General de la Nación logró la judicialización de un hombre identificado como Fernando Trujillo Gómez, alias “El Padrino”, responsable de la venta de carne de burro al Programa de Alimentación Escolar (PAE) de Santander, con el que varios menores de edad se vieron afectados.

Según se conoció, por medio de todo un organigrama criminal, el hombre comprada animales como burros y caballos enfermos, muertos o próximos a morir, en la costa Atlántica Colombiana para posteriormente trasladarlos de manera ilegal hasta el departamento de Santander en donde luego los animales eran sacrificados y tratados con diversos químicos que ayudaban a dar apariencia de carne de res, dando una contextura más blanda, más roja y más fresca.

Los hechos denunciados habrían tenido lugar entre mayo de 2018 y septiembre de 2019, tiempo en el que el hombre y su organización se habrían usufructuado con el dinero destinado por el Estado para la alimentación de los niños que estudian en los colegios oficiales. Trujillo habría obtenido durante ese tiempo unas ganancias que sobrepasan los 500 millones de pesos entregando carne de mala procedencia.

Se estima que en el tiempo en el que logró adelantar la actividad delictiva (Poco más de 12 meses) comercializó con más de 2.500 kilos de carne que, por medio de operadores del PAE, terminó en los platos de los estudiantes de colegios en Bucaramanga y municipios cercanos

Entre las pruebas recolectadas por la Fiscalía, tenidas en cuenta por el juez para dictarle medida intramural, están algunas conversaciones que el hombre habría tenido con sus cómplices, en las que habla de ‘inyectar’ con más químicos la carne debido a que varios comedores habían señalado que estaba saliendo ‘muy dura’ y ello dificultaba su cocción. De otro lado, las autoridades también investigan que el hombre, haciendo uso de diversas artimañas, como la falsificación de documentos, lograba evadir los controles fitosanitarios para movilizar a los animales enfermos de un departamento a otro.

Después de una investigación que se prolongó por más de un año, los delitos imputados contra Fernando Trujillo Gómez fueron: corrupción de alimentos en concurso homogéneo y simultáneo, fraude procesal y falsedad en documento privado.

Aunque aún no se han reportado dolencias de salud derivadas del consumo de la carne proporcionada por ‘El Padrino’, es incierto el daño que ésta y los químicos que se le inyectaban pudieron generar en el organismo de sus consumidores.

Alejandro Poveda • Colombia.com • Vie, 18 / Sep / 2020 11:38 am