Colombia.com Bogotá Viernes, 01 / Feb / 2019

Cartagena: ¿cómo funciona TransCaribe en esta ciudad?

Con TransCaribe, la ciudad parece empeorar cada vez más. Falta de rutas y congestión en las estaciones, algunos de sus problemas. 

Cartagena: ¿cómo funciona TransCaribe en esta ciudad?
TransCaribe cuenta con la tarifa más alta de Colombia. Foto: Twitter

El transporte público en Colombia es un tema relevante, especialmente, en las grandes ciudades del país. En Colombia.com ya hablamos del “desastroso” sistema de transporte público en Bogotá, mientras que, en contraste, también hicimos un análisis del “buen” servicio que presta el Metro de Medellín en la capital antioqueña.

En consecuencia, en esta ocasión le llegó el turno a Cartagena, una de las zonas más problemáticas en cuanto al funcionamiento de su sistema de transporte público.  

¿Por qué Cartagena?

Por supuesto, en Colombia hay otras ciudades que merecen ser tenidas en cuenta al momento de realizar un análisis de movilidad, como Cali, Barranquilla y Bucaramanga, sin embargo, Cartagena tiene algo muy especial: es la ciudad con la tarifa más alta del país, con 2500 pesos por pasaje.

Ahora bien, ¿la movilidad de esta ciudad en verdad merece que se pague esta cifra por cada persona que quiera tomar el servicio de transporte público? Para muchos, la respuesta es “NO”.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

TransCaribe

De acuerdo con la página oficial de TransCaribe (Sistema Integrado de Transporte Masivo de Cartagena), la ciudad cuenta con 17 estaciones, más un  Portal de alimentación, las cuales abarcan  una extensión de 13.4 kilómetros en toda la ciudad. Para el transporte de los usuarios, se han dispuesto cuatro tipos de rutas: Alimentadoras, Troncales, Pretroncales y una ruta Circular, siendo la segunda la más importante de todo el sistema, pues es la que moviliza a los ciudadanos desde el portal hasta cada una de las estaciones por toda la troncal designada en la ciudad.

Por su parte, las otras rutas simplemente cuentan con la función de cubrir aquellos espacios dentro de la periferia de Cartagena que no son alcanzados por los buses articulados que funcionan en la troncal.

Tiempo y cobertura: los principales problemas

Sin embargo, lo que no cuenta el sitio web de TransCaribe son los problemas con los que cuenta el servicio. “El transporte público en Cartagena es una soberana porquería”, manifestó uno de los usuarios del Sistema Integrado de la ciudad.

“Esperar hasta ochenta minutos para tomar un bus, no es el ideal de uso de tiempo para un trabajador cansado, un estudiante urgido, o cualquier persona que necesite desplazarse largas o medianas distancias en su día a día”, resolvió el ciudadano.

Pero, además de la espera, otro problema que se presenta es la falta de rutas para cubrir la movilidad de toda la ciudad. Es por esto que en abril de 2018, volvieron varias rutas de microbuses a Cartagena que habían desaparecido con la llega de TransCaribe.. Por ejemplo, reapareció la ruta 36 que cubre, de acuerdo con El Universal, barrios como “San Fernando, Simón Bolívar, Villa Corelca y Ciudadela 2.000, entre otros”.

(TransCaribe) no tenía la infraestructura adecuada para atender la demanda de la zona. Además, los accionantes adujeron perjuicios económicos y de inseguridad con la ausencia de los microbuses, que prestaban el servicio de 4 a.m. a  2 a.m. e indicaron que con Transcaribe deben esperar hasta una hora para montarse a un busetón y que el horario es de 6 a. m. a 10 p. m.”, explicó el fallo dado por el Juzgado Administrativo de Cartagena.

Por supuesto, este tipo de situaciones vuelven a congestionar la ciudad y le quitan protagonismo a un Sistema Integrado que llegaba como la promesa de salvación para Cartagena.

¿Y el turismo?

Por último, queda advertir que TransCaribe tampoco es el servicio más amable o eficiente con los turistas que llegan a la capital de Bolívar. De acuerdo con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en 2017, más de 300 mil turistas llegaron a la ‘Ciudad amurallada’, de los cuales un gran porcentaje optaron por usar TransCaribe como medio de transporte.

El servicio es ineficiente, no solo porque no conecta directamente el aeropuerto o la terminal de cruceros; sino porque además la frecuencia es inaudita, muchos paraderos están a la intemperie (…) no existe en la mayoría de puntos dispositivos con información visual o auditiva que permita la independencia de los ciudadanos, turistas nacionales o extranjeros, que así lo requieran”, explicó un turista bogotano que se encontró con la triste realidad del transporte público en Cartagena.

Con todo esto, no es raro que los cartageneros muestren su inconformismo hacia un sistema que se muestra insuficiente ante la demanda de pasajeros en la ciudad y que, además, cobra más que otros servicios como TransMilenio, en Bogotá, o, incluso, el Metro, en Medellín.

 

Christopher Ramírez - Colombia.com