Por: María Andrea Suárez • Colombia.com

Estafaron a turista brasileño en Cartagena: le cobraron $4.600.000 por un pollo

Además de haber sido estafado, el turista brasileño cuenta que también le robaron el celular en Playa Blanca, Cartagena. 

¡Vuelve y juega! Nuevo caso de estafa en Cartagena. Foto: Pixabay
¡Vuelve y juega! Nuevo caso de estafa en Cartagena. Foto: Pixabay

Además de haber sido estafado, el turista brasileño cuenta que también le robaron el celular en Playa Blanca, Cartagena. 

Cartagena, uno de los lugares turísticos por excelencia de Colombia, se ha convertido en un territorio de constantes estafas donde las principales víctimas son extranjeros. Ya son varios los casos denunciados de costos desmesurados por servicios o alimentación en las playas del caribe colombiano. 

El más reciente hecho ocurrió en la Playa Blanca, en la capital de Bolívar, donde le cobraron $4.600.000 por un pollo con patacones y una botella de agua debajo de una carpa a un turista brasileño y, no contentos con eso, le robaron el celular. 

El extranjero, identificado como Caio Lazzaretto Mónaco, de 27 años, señaló que permaneció más de un mes en Colombia y su último destino fue Playa Blanca, pero tuvo que ir solo a este lugar debido a un error de la empresa de turismo con la que viajaba.

El brasileño indicó que, al llegar a Playa Blanca, seis hombres lo rodearon y lo distrajeron para sacar su celular de la maleta. “No me di cuenta hasta que llegué a un sitio en la playa, porque la maleta estaba abierta y no estaba mi teléfono”, expresó en declaraciones para El Universal.

A su vez, indicó que otros sujetos lo ubicaron bajo un parasol y le llevaron un plato con pollo, patacones y una botella de agua en un supuesto acto de solidaridad. Sin embargo, cuando fue a pagar con la tarjeta de crédito, en vez de cobrar $60.000 que valía la comida, le estaban solicitando $1.200.000. 

No obstante, el turista cuenta que se rehusó a pagar esta suma y lo empezaron a intimidar, por lo cual accedió a entregarles $120.000 e introdujo la clave en el datafono. “Acepté pagar ese monto de inmediato para librarme de ellos, pensando que iba a resolver la situación. No sé cómo el valor cobrado fue muchas veces mayor”, dijo. 

Al parecer, el datafono estaba adulterado y mostraba que no se había procesado el pago por “mala señal”, razón por la que hizo la operación dos veces más. Al comprobar su cuenta se dio cuenta que en realidad le cobraron dos pagos de $1.200.000 y otro de $2.200.000.

“En Colombia, antes de viajar, intenté realizar la denuncia a policías en el aeropuerto de Bogotá, pero me dijeron que no era posible y que podría hacerlo en la página www.adenunciar.gov.co. Tampoco pude hacerlo allí porque el sitio web no funciona para denuncias de personas fuera de Colombia”, reprochó Lazzaretto.

Cabe mencionar que está no es la primera estafa que se presenta en Cartagena y en varios puntos del Caribe colombiano. Un hecho similar ocurrió el 21 de agosto de agosto, en Playa Tranquila en la isla de Barú. 

Una pareja de turistas ordenó dos mojarras y cuatro cervezas, algo que consideraron como un almuerzo sencillo. Sin embargo, los comerciantes les cobraron 600 dólares, que al cambio de hoy son algo más de $2.600.000. 

La situación generó una gran pelea entre las personas que vendieron la comida, los extranjeros y una pareja de barranquilleros que les comentaron que la suma de dinero que les cobraron era injusta. Pese a este tipo de hechos, las autoridades aún no han logrado regular los precios en Cartagena. 

Artículos Relacionados

+ Artículos