Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Exparamilitar Jorge 40 pide al próximo presidente de Colombia salvarnos como nación

Uno de los más sanguinarios paramilitares de la historia colombiana pide a través de un manifiesto desde la cárcel de Picaleña en Ibagué que los colombianos abandonemos los odios y la sed de venganza.

Rodrigo Tovar Pupo fue comandante del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Foto: Twitter @FullWatchman
Rodrigo Tovar Pupo fue comandante del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Foto: Twitter @FullWatchman

Uno de los más sanguinarios paramilitares de la historia colombiana pide a través de un manifiesto desde la cárcel de Picaleña en Ibagué que los colombianos abandonemos los odios y la sed de venganza.

Mientras los ataques en las campañas políticas son la constante, existen voces que abogan por un mayor entendimiento entre los colombianos, pero esta petición no proviene de un partido político o de algún movimiento ciudadano, esta petición viene desde un hombre que hasta hace algunos años le apostó a la violencia.

Jorge Tovar Pupo, más conocido como Jorge 40, fue uno de los líderes paramilitares más temidos, se dice que este hombre de buena formación y que llegó a ser secretario de Hacienda de la ciudad de Valledupar, es responsable de cerca de 600 asesinatos, aunque reconoció haber participado en 6.500, así lo afirmó ante el tribunal de Justicia y Paz, luego de su desmovilización a principios del año 2006.

El exparamilitar redactó desde la cárcel de Picaleña en la ciudad de Ibagué un manifiesto dirigido al presidente de la República, Iván Duque Márquez, y también a los candidatos presidenciales actualmente en carrera por suceder al miembro del Centro Democrático.

“Este es el manifiesto de un preso político colombiano, escrito desde sus convicciones políticas de autodefensa, que no renuncia al derecho intrínseco al ser humano de soñar para su patria un mañana sin más guerras ni exclusión para ningún colombiano o colombiana”, afirma Tovar Pupo en el inicio de su manifiesto.

El antiguo comandante del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), afirma en su manifiesto que él mantiene intacta la vocación de paz y que anhela un país en el que las necesidades básicas de las personas puedan ser satisfechas.

Jorge Tovar Pupo fue extraditado en el año 2008 hacia los Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico, allí pago 12 años de cárcel y a su salida, regresó a Colombia para pagar delitos por los que se le acusa en el país.

El nombre de Jorge 40 volvió a pronunciarse con frecuencia durante las elecciones legislativas del pasado 13 de marzo porque Jorge Rodrigo Tovar Vélez, hijo del exparamilitar fue elegido representante a la Cámara por la Circunscripción Transitoria Especial para la Paz, en un hecho que causó revuelo porque se especulaba con que en esa zona en donde fue elegido Tovar Vélez seguía pesando el temido nombre de Jorge 40.

Jorge 40 y sus hombres cometían las más horrendas masacres en las que violaban, torturaban y asesinaban a hombres, mujeres y niños acusándolos de ser ‘sapos’ de la guerrilla, como es el caso de El Salado, Sitionuevo y Bahía Portete, pero ahora, desde la cárcel habla de paz y reconciliación.

Jorge 40 pide al próximo presidente ‘liderar una convocatoria para salvarnos como nación’ y solicita a los diferentes sectores del país despojarse de odios y sed de venganza.

TAGS: Jorge 40

Artículos Relacionados

+ Artículos