Por: Stephanny Pinzón • Colombia.com

¿Corrupción? Por caso Hidroituango imputan a exalcalde de Medellín y a otros exfuncionarios

Se imputó al exalcalde de Medellín Alonso Salazar y a otros exfuncionarios por presuntas irregularidades en la contratación de Hidroituango.

Justicia en Colombia. Foto: Pixabay
Justicia en Colombia. Foto: Pixabay

Se imputó al exalcalde de Medellín Alonso Salazar y a otros exfuncionarios por presuntas irregularidades en la contratación de Hidroituango.

A través de un comunicado y con las grabaciones de la audiencia, la Fiscalía General de la Nación dio a conocer que se imputó a un exalcalde de Medellín y a otros exfuncionarios por presuntas irregularidades en la contratación de Hidroituango.

Según lo dio a conocer la Fiscalía, a través de la investigación y con la reunión del material probatorio, se pudo establecer que serían presuntos responsables del delito de interés indebido en la celebración de contratos. El cargo no fue aceptado por los imputados.

De acuerdo con las autoridades, una fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia los imputados son: el exalcalde de Medellín, Fabio Alonso Salazar Jaramillo; al exgerente del Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA), Álvaro de Jesús Vásquez Osorio; y al ex gerente general de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), Federico José Restrepo Posada

Investigación 

En la investigación se conoció que los procesados intervinieron en las discusiones que permitieron celebrar un contrato denominado BOOMT (Build, Owner, Operate, Manteining and Transfer), el 30 de marzo de 2011, que habría desconocido los principios de buena fe contractuales, planeación, transparencia, economía, responsabilidad y selección objetiva.

De ese modo, este contrato estableció que las Empresas Públicas de Medellín (EPM) tendrían la financiación para la construcción, operación, detentación, mantenimiento y transferencia final de la hidroeléctrica, Pescadero – Ituango. 

Al respecto, el material de prueba y las evidencias recolectadas dan cuenta de que, inicialmente, el proceso de selección fue cambiado y pasó de una invitación internacional a una contratación directa con EPM. Esta decisión, al parecer, obedeció a un criterio regional y buscaba que el proyecto quedara en manos de una empresa de Antioquia.

Posteriormente, la evidencia indica que, al parecer, de forma paralela a la invitación pública internacional a precalificar, se realizó la negociación con EPM para se encargara directa o indirectamente, a través de una empresa de su control, de la financiación y ejecución de la hidroeléctrica. 

Es decir, cuando los exfuncionarios estaban en dicho cargo, presuntamente ejecutaron un proceso de contratación directa con las Empresas Públicas de Medellín (EPM), pero esto habría vulnerado varios principios esenciales, pues como ya se señaló anteriormente, el proceso de selección fue cambiado y pasó de una invitación internacional a una contratación directa con EPM.

Finalmente, de esta manera, presuntamente, se incurrieron en irregularidades para lograr un acuerdo de accionistas, nombrando un nuevo gerente de Hidroituango SA ESP y modificando el Manual de Contratación para permitir que uno de los socios, entiéndase EPM, fuera designado como contratista.

 

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Colombia.com