Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Corte Suprema de Justicia condena a 6 años de prisión a Lucas Gnecco

Corte Suprema de Justicia condena a 6 años de prisión a Lucas Gnecco, el exgobernador del Cesar, según el ente judicial, se apropió indebidamente de dineros destinados al cuerpo docente de su departamento.

Actualización
Lucas Gnecco Cerchar, político de 78 años de una tradicional dinastía de la costa Atlántica fue condenado por la Corte Suprema de Justicia por delitos cuando fue gobernador del Cesar. Foto: Twitter @El_pilon
Lucas Gnecco Cerchar, político de 78 años de una tradicional dinastía de la costa Atlántica fue condenado por la Corte Suprema de Justicia por delitos cuando fue gobernador del Cesar. Foto: Twitter @El_pilon

Corte Suprema de Justicia condena a 6 años de prisión a Lucas Gnecco, el exgobernador del Cesar, según el ente judicial, se apropió indebidamente de dineros destinados al cuerpo docente de su departamento.

Lucas Gnecco Cerchar, exgobernador del departamento del César y miembro de uno de los más poderosos clanes políticos de la costa Atlántica fue condenado a 6 años de cárcel y dos meses por la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia, luego de analizar diferentes pruebas de irregularidades cometidas por el exmandatario cesarense en procesos de contratación en su segundo mandato entre los años 1998 y 2000.

De acuerdo con la sentencia del tribunal, el político de 78 años nacido en Maicao en el departamento de la Guajira se apropió de dineros destinados al funcionamiento de la educación y el sector docente en el departamento del Cesar a través de decretos sin el consentimiento de la Asamblea departamental modificando los presupuestos de rentas y gastos.

A raíz de esta acción se suscribieron irregularmente contratos con el dinero destinado al sector docente y 21 años después tendrá que pagar con cárcel por el delito por el que se le condena.

Gnecco Cerchar ha estado involucrado en diferentes procesos judiciales y la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia lo condenó por constreñimiento al elector con el apoyo de paramilitares durante su campaña a la Gobernación del departamento del Cesar en el año de 1997.

En el año de 2004 lo acusó por el asunto de los dineros del cuerpo docente de los que se apropió dejando las arcas del Cesar en déficit, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia lo condenó a 24 años de cárcel, pero quienes terminaron pagando la pena fueron los funcionarios involucrados en el escándalo y no él.

Se le implicó en el año 2015 en la muerte del periodista Guzmán Quintero Torres ocurrida en el año 1999 y fue el paramilitar Luciano Rojas Serrano “Henry” quien lo involucró.

En el año 2018 se le relacionó con el “Cartel de la toga”, al igual que su hijo, José Alfredo Gnecco, que, según el fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, pagó 150 millones de pesos para dilatar sus procesos judiciales.

El político, quien es suegro de la periodista Vicky Dávila, pagará casa por cárcel debido a su edad y a su condición de salud.