Colombia.com Bogotá Jueves, 30 / Ago / 2018

Porcentaje de colombianos hablan inglés

El País se ubica en la categoría de dominio “bajo” o “muy bajo”, lo que sugiere que la capacidad para utilizar el inglés de manera eficaz es limitada.

Porcentaje de colombianos hablan inglés
Colombia está en el último lugar de todos los países latinos que tienen un nivel bajo de inglés. Foto: Pixabay

Durante la quinta versión de la Cumbre Líderes por la Educación 2018 se discutirá sobre el bilingüismo en Colombia. El centro de análisis Diálogo Interamericano publicó el informe ‘Aprendizaje del Inglés en América Latina’, en el cual evalúa las políticas públicas actuales y brinda recomendaciones para la mejora de las competencias lingüísticas en la región.

Para dicho informe se estudiaron estadísticas, marcos normativos y administrativos, información oficial y no oficial y se entrevistaron a expertos de los 10 países evaluados de América Latina, que en conjunto representan el 85 por ciento del PIB: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú y Uruguay.

Según el informe, si bien las nuevas generaciones están demostrando un nivel más alto de dominio del inglés, América Latina como región se encuentra por debajo de los niveles mundiales evaluados en el reporte del Índice del Nivel de Inglés de

Education First

Con el informe presentado por Education First, el promedio de América Latina en dominio del inglés es bajo; el único país que destaca con un nivel alto es Argentina. Colombia, por su parte, está en el último lugar de todos los países que tienen un nivel bajo de inglés.

Según el director del Programa de Educación del Diálogo Interamericano, Ariel Fiszbein, en la región, solo Chile tiene un marco avanzado de política pública para promover adecuadamente el aprendizaje del inglés. En general la región carece de políticas nacionales bien desarrolladas. Esto, combinado con el bajo nivel general de los docentes, no ayuda a mejorar los niveles de bilingüismo, a pesar de los esfuerzos que se vienen haciendo en la región desde hace varios años.

De acuerdo con Celina Gismondi, market director de Pearson para Colombia, Centroamérica, Caribe, “no existe un remedio infalible para alcanzar las metas en cuanto al nivel de inglés en América Latina. Aquí cobra importancia la necesidad de medir el progreso y proceso de cómo los estudiantes alcanzan sus objetivos de aprendizaje. No cabe duda que docentes mejor preparados mejoran la calidad”,  

La situación en Colombia

De igual manera, al resto de naciones de la región, exceptuando Argentina, Colombia  se ubica en la categoría de dominio bajo o muy bajo, lo que sugiere que la capacidad para utilizar el inglés de manera eficaz es limitada. Sin embargo, de 2014 a 2015, Colombia mostró una mejora de 1,87 puntos en el dominio del inglés.

Así la prioridad es lograr que los estudiantes de los colegios oficiales cuenten con la oportunidad de aprender inglés desde pequeños. El porcentaje de estudiantes de colegios oficiales que se graduaron en nivel  en nivel ‘Preintermedio’, es decir, B1, en 2014, fue de apenas el 1 por ciento. Para 2016 la cifra aumentó a 5,6 por ciento y se espera que para 2018 Colombia llegue al 8 por ciento.

El documento explica que son varias las causas que impiden que aún no se evidencie un avance significativo en la región en materia de inglés. Para el estudio, hay dos puntos a trabajar; por un lado la formación de los docentes y, por otro, la medición del aprendizaje tanto en estudiantes como en profesores.

El informe muestra que por medio de un examen diagnóstico se determinó que del 50% de los 15.300 profesores de inglés, 43% de los examinados alcanzó el nivel B2, es decir, el que debería tener un profesor de primaria y secundaria. Igualmente, Colombia reporta una carencia de 3.200 docentes en esta materia y no logra cubrir a toda la población estudiantil.

Pero el país no es el único con este déficit y la poca capacitación de sus docentes: es un problema de toda la región. Según el informe, existe una elevada demanda de profesores de inglés en toda la región. Mientras que las oportunidades de capacitación para los profesores abundan en la región, la calidad de la capacitación es variada y, en general, deficiente. “Si bien existen sistemas de acreditación para asegurar calidad, también hay muchos programas no acreditados que continúan inscribiendo alumnos e impartiendo clases”, finaliza el texto.

Redacción Educación - Colombia.com