Colombia.com Bogotá Jueves, 21 / Feb / 2019

De bachiller a universitario: ¿Cómo hacerle frente a la transición?

¿Cómo cambia la vida de un bachiller al entrar a la universidad y qué debe tener en cuenta en esta nueva etapa?

De bachiller a universitario: ¿Cómo hacerle frente a la transición?
¿Cuál es el cambio del estudiante? Foto: ShutterStock

Con el inicio de las actividades académicas en todo el país, surge el tema de cómo enfrentan los bachilleres el cambio de aulas hacia la universidad y una vida mucho más independiente y que por ende, sugiere mayores responsabilidades.

Lorena Cudris Torres, magíster en Psicología, doctorante en Ciencias de la Educación y docente de la Fundación Universitaria del Área Andina, dio a conocer la transición a la que se enfrentan los estudiantes al pasar del bachillerato a la vida universitaria y los cambios a los que se ven sometidos los padres durante la nueva etapa de sus hijos. 

Te puede interesar: Recomendaciones para estudiar becado en el exterior en el 2019.

“El ingreso a la universidad es un paso importante tanto para el adolescente como para toda la familia. Algunos jóvenes viven en su casa o asisten a una universidad cercana, mientras que otros deben trasladarse a diferentes partes del país”, explica la magíster. 

En cualquier caso, agrega la experta que “ir a la universidad simboliza que el adolescente se separa de sus padres y entra en la adultez. Por más que haya entusiasmo, la transición a la universidad también conlleva sentimientos de tristeza, pérdida y preocupación para los padres y los hijos”.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los nuevos universitarios?

El primero es el proceso de adaptación a conocer nuevas personas. Debe lidiar con distintos formas de ser y encontrar en sus compañeros, rasgos de personalidad en común, intereses que le permitan generar empatía para trabajar en equipo. 

Te puede interesar: ¿Un MBA es un ascenso seguro?.

El segundo está relacionado con asistir a clases en horarios diferentes en un mismo día, estudiar gran cantidad de textos que requieren de buenos procesos de comprensión de lectura, lo que le genera al estudiante ansiedad y estrés, puesto que se convierte en el cambio más significativo de la transición del bachillerato a la universidad. 

Según la magíster, muchos jóvenes no confían en su capacidad intelectual al tener que responder por las lecturas obligatorias de estudio y hasta se agobian con la sola idea de “memorizar” todos los contenidos. Sin embargo uno de los retos mayores es el del desprendimiento familiar. 

¿Cómo facilitar esa transición? 

La psicóloga señala que el estudiante debe planificar horarios de estudio los cuales deben ser realistas y flexibles y claro, en este nuevo horario debe incluir su tiempo de descanso. 

En el lugar donde vivan deben generar un ambiente de aprendizaje, es decir, que cuente con un espacio en el que pueda estudiar sin distracciones; y en el que pueda contar con los elementos necesarios para desarrollar sus trabajos.

En esta nueva etapa, el estudiante debe controlar los enemigos del tiempo como son el uso de las redes sociales, y sostener largas conversaciones con familiares y amigos.

Mediante una planificación responsable del tiempo libre, el universitario comprobará que su estudio es compatible con su vida social y sus actividades extracurriculares. El estudiante debe aprender a manejar su libertad y alcanzar el éxito.

Por su parte, los padres de familia deben apoyar a sus hijos económicamente y emocionalmente. “El joven necesita apoyo emocional, comprensión y un seguimiento por parte de sus padres, así evitará sentimientos de soledad, episodios depresivos y la angustia que genera esta nueva etapa”, precisó la experta.

Redacción Educación - Colombia.com