liga colombiana

Por: Leonardo Alarcón • Colombia.com

Aldair Quintana: Atlético Nacional lo sacó por la puerta de atrás y ahora es campeón y figura del FPC

Este sábado, con Aldair Quintana como gran figura, Atlético Bucaramanga se consagró campeón del fútbol profesional colombiano.

Aldair Quintana fue la gran figura del Bucaramanga, en la final. Foto: Facebook Atlético Bucaramanga
Aldair Quintana fue la gran figura del Bucaramanga, en la final. Foto: Facebook Atlético Bucaramanga

Este sábado, con Aldair Quintana como gran figura, Atlético Bucaramanga se consagró campeón del fútbol profesional colombiano.

La noche del 15 de junio de 2024 será histórica e inolvidable, para la gran mayoría de habitantes de la ciudad de Bucaramanga y varios municipios del departamento de Santander. El título obtenido en la ciudad de Bogotá, ante un grande de Colombia, como Independiente Santa Fe, quedará como un recuerdo imborrable de una ciudad que no sabía lo que significaba esto, luego de 75 años de existencia.

Pero además también será un momento inolvidable para el grupo de jugadores que lo hizo posible, pues muchos de ellos llegaron al cuadro leopardo, luego de momentos difíciles en diferentes clubes del fútbol colombiano. Freddy Hinestroza pasó por Junior, Aldair Gutiérrez por Deportivo Cali, Fabián Sambueza llegó desde Independiente Santa Fe y, aunque con títulos en su ‘hoja de vida’, sus respectivos presentes eran poco más que complicados.

Entre ellos estaba el portero Aldair Quintana. Fue campeón con Atlético Nacional, pero, pese a ello y a varias muy buenas actuaciones, el portero de 29 años nunca pudo terminar de consolidarse en la puerta verdolaga, siendo criticado por un amplio sector de la hinchada, hasta que terminó saliendo con destino al Deportivo Pereira, en un ‘enroque’ por Harlem Castillo.

Su paso por el matecaña fue bueno y se convirtió en uno de los puntos altos del equipo dirigido por Alejandro Restrepo, que alcanzó los cuartos de final de la Copa Libertadores de 2023. Sin embargo, no continuó con el cuadro pereirano por lo que, finalmente, aterrizó en el Atlético Bucaramanga, en medio de las dudas.

Con el leopardo, brilló como uno de los mejores del torneo. Apareció en 24 ocasiones en la portería del equipo dirigido por Rafael Dudamel y, en 15 sacó su portería invicta. Salvó a su equipo en más de una ocasión y se convirtió en la piedra angular de un proyecto que se consumó el sábado con el primer título en la historia del auriverde.

Ahora el portero disfruta de la revancha que le dio el fútbol y, aunque poco se sabe de lo que ocurrirá en el futuro en su carrera deportiva, el portero por ahora celebra a sabiendas de que fue el gran héroe de esa noche que Bucaramanga jamás olvidará.