Por: Alejandro Archila • Colombia.com

Celebrando el vigésimo aniversario de la Copa América, recordamos algunas frases que dejó la competición

Algunas de las frases que nos dejó la Copa América realizada en el 2001.

Celebración Iván Ramiro Córdoba. Foto: AFP
Celebración Iván Ramiro Córdoba. Foto: AFP

Algunas de las frases que nos dejó la Copa América realizada en el 2001.

Conmemorando el único título obtenido por la Selección Colombia de mayores el 29 de julio de 2001, las frases, anécdota y testimonios quedaron para la historia y aquí te traemos algunos de ellos.

Nuestro país vivía una ola de violencia debido a distintas situaciones con la Guerrilla, el presidente de la época Andrés Pastrana fue quien gestiono con la Conmebol la adjudicación del torneo continental, debido a esto, la Selección Argentina en cabeza de su máximo representante Julio Grondona, comunicó que debido a los problemas de violencia no se iban a presentar a lo que Pastrana respondió con la siguiente frase:  

“Ojalá nunca vaya a tener a un argentino secuestrado en su país”

Andrés Pastrana. Foto: Goal
Andrés Pastrana. Foto: Goal

Uno de los momentos de más intimidad y conexión antes de un partido entre los jugadores y el cuerpo técnico, son las charlas técnicas, en ellas se habla de lo que se va hacer, el sistema a utilizar en el partido y se da la nómina titular, pero esta charla en la final ante México fue distinta, así lo contó Juan Carlos Ramírez

“Maturana solo dijo cuatro a cinco palabras, que saliéramos a disfrutar y darle una alegría a todo el país”. 

Otro que dejo una anécdota de la Copa América fue el hombre que logró conseguir el invicto en el arco durante todo el torneo, el caleño Óscar Córdoba le conto al diario Semana tiempo después que los dirigentes no creían en ellos:

“Los dirigentes estaban felices de la pelota cuando los jugadores solo pidieron premios por ganar la copa, ni cuenta se dieron de la suma que habían firmado”. 

Recordemos que Córdoba ha sido protagonista de dos de los momentos más importantes de la Selección Colombia, el título del 2001 y la victoria por 0-5 en el Monumental. 

El hombre con más expulsiones en la historia del fútbol también fue participe de esta gesta, el volante Gerardo Bedoya también recuerda anécdotas de la Copa América y aunque suene sorprendente, Bedoya no fue expulsado durante el torneo y mejor aún, solo recibió una tarjeta amarilla, precisamente en la final. Sabiendo de constante relación con la tarjeta roja, el volante solo dejó esta frase: 

“No me acordaba que me habían amonestado apenas en la final. Gloria a Dios, las expulsiones perjudican el objetivo de los equipos”.

Gerardo Bedoya. Foto: El País
Gerardo Bedoya. Foto: El País

Uno de los relatores más importantes de la época también quedo en la historia, el canto el gol de aquel partido inmortalizo a Jorge Eliécer Campuzano, que en una entrevista con Semana recordó todo lo que fue ese día, como canto el gol y como ardía Bogotá:

“No me acordaba que se me quebró la voz de la emoción. Lo que ese día se vivió el corazón a duras penas lo aguantó. Salimos con unos amigos a recoger el carro para irnos a la casa. Caminamos desde la carrera 30 hasta la séptima y por donde pasabas te saludaban con una cosa terrible, la maizena. O si no te echaban agua. Llegué a la casa y mi mujer no me creía que había estado en una fiesta, una fiesta deportiva”.

Claro está que cada persona recuerda ese día de una manera diferente y tiene anécdotas que alegran el corazón cada vez que se acuerdan de aquel día que la Selección Colombia escribió su historia con letras de oro. 

Artículos Relacionados

+ Artículos