INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO

ENTREVISTAS

ODIO A BOTERO
Punk odioso, sabroso y crujiente

Hablamos con Odio a Botero sobre su punk, su irreverencia, su buen humor y claro, su primer trabajo discográfico. Jaime Angarita (Guitarra), Carolina Cantor (en la voz) y René Segura (voz lídrer) estuvieron en Colombia.com.

Los integrantes de Odio a Botero confiesan con un tono de seriedad bastante dudoso que el grupo tiene una “escala de logros” por la que trabajan juiciosos. El primero es vender las suficientes copias de su álbum debút para irse de viaje a San Andrés, “cinco días - cuatro noches”, y si es posible, llevar como invitado a uno de los periodistas que los ha apoyado desde el principio de su carrera musical. El segundo es tocar en un Festival de Rock “de verdad”, con grupos de verdad entre los que cuentan a System of Down; y el tercero, recibir un cheque por tres mil dólares y comprar una mansión. Claro que René Segura, la voz líder de la banda, tiene su propia meta personal: él sueña con ser el primer turista espacial colombiano. Las risas no se hacen esperar. Y esto no significa que estén hablando en broma. Al contrario, se ríen porque saben que suena chistoso que un grupo de Punk quiera irse de paseo a la playa, pero así son ellos, francos, frenteros y sobre todo, les importa “un pito” pasar como los más locos.

Viéndolos de cerca, parece que sí lo están. Sus pintas, su manera de hablar, sus largos silencios, sus respuestas y sus risas. Tienen cara de locos, hay que admitirlo, pero después de conocerlos es fácil concluir que en medio de esa locura colectiva Odio a Botero brilla como una banda sólida, donde el buen humor es el protagonista.

Su historia se remonta al 2001. Sí, nacieron sólo hace cuatro años, cuando un grupo de jóvenes disidentes de otras bandas terminaron uniéndose para hacer el rock and roll que les interesaba.

- Es muy chévere tocar en Odio a Botero porque no es un grupo de gente que lo hace por obligación (dice el guitarrista Jaime Angarita). Eso fue lo que aprendimos de las otras bandas con las que estuvimos, para hacer música es mejor hacerla con amigos.

Y en el camino se dieron cuenta de que su propuesta podría tener adeptos. No tuvieron que ir de disquera en disquera, ni soportaron que les cerraran la puerta en la cara, ni han pasado años soñando con volverse famosos. No. Ellos saben que tuvieron suerte.

- Cuando empezamos a hacer música no teníamos intenciones de sacar un disco. Sí

queríamos grabar, tener la posibilidad de dejar un registro pero de ahí a prensarlo y con una disquera, pues no, sabíamos que sumando nuestros poderes no teníamos los recursos económicos para sacar un disco pero la música empezó a hablar por sí sola y algunas personas se interesaron (agrega Angarita).

El resultado de su buena suerte y claro, de su talento, está compilado en un álbum debút que ya está en las principales discotiendas y tiene como título: “Odio a Botero, ahora con más Punk”, que contó con el apoyo de Summ Records y Press Riott.

- El disco es una mezcla muy divertida (se apresura a decir René Segura, el vocalista líder de la banda y el que tiene en su manos la labor de componer las letras). Tiene sobre todo punk pero se consiguen reggaes, unos remix de lujo, hay hasta un bolero. Es un disco muy variado con un norte hacia el punk.

Jaime, el guitarrista, mete la cucharada para aclarar por qué están adscritos al punk. “Hemos encontrado en la palabra punk una manera de ponerle nombre a esto. La gente siempre espera que en una palabra se defina todo y nosotros nos decimos por el punk. Pero aunque el punk ha logrado definir lo que hacemos no es tan precisa, el nuestro es un punk extraño. En el verdadero no se permite que hayan melodías suaves, armonías complejas, mientras que nosotros sí tenemos esos intereses, queremos crear sonidos más profundos. Y tampoco en ningún disco de punk se van a atrever a sacar una champeta y nosotros lo hacemos sin asco, de una”.

René concluye: “Siempre digo que es tan punk que aparecen cosas que ni siquiera son punk”. (risas de nuevo).
¿De qué habla Odio a Botero? ¿Realmente, sus integrantes odian al maestro Fernando Botero? Claro que sí, lo han dicho varias veces en público sin ningún tipo de compasión. Botero, “el maestro”, les parece un mediocre que sólo pinta gordas por facilista y peresozo. Este tipo de cosas son las que le permite decir su música y por eso les gusta tanto su proyecto.

 

- Las letras hablan de todo (explica René Segura). Hay burlas directas a personajes de la televisión, no sé, a veces yo trato de explicar que el estilo es como la anarquía psiquiátrica, es como lo que más define al grupo. Hay letras que hablan de recuerdos de la infancia, estupideces, sobre todo cosas chistosas, es un punk chistoso. El transfondo de las letras es: “Oiga no se le olvide que nada importa”. Es lo que más recalca Odio a Botero.

Pero algo que caracteriza al grupo sin duda es el humor, el humor ácido y que a muchos molesta pero que al final se roba sonrisas. ¿Por qué le apostaron a la risa?

- El fin fundamental de la vida es estar confortable y un placer es poder reír. Si todo vale, si nada importa, ¿Por qué no hacer reír ala gente? ¿Para qué hacer canciones con las que la gente se quede pensando y se rasque la barbilla?, para eso prefiero una charada y que se rían. Es mejor una carcajada que un “¡Uy! Sí, que interesante”. De hecho cuando vemos que una canción está como medio chueca, que nace mutante, la matamos de una, no le insistimos más. Como los Romanos, si nació feito pa’l hueco.

“Odio a Botero, ahora con más Punk” su primer álbum cuenta con 24 cortes en los que se encuentra una variada fauna musical con títulos como “Mr. Magoo”, “Merry Christmas parental advisory”, “American dreams”, “El punk (pa pa pa)”, “About Reaggeman (from AM Radio)”, “Salchipapas y rock&roll”, “R.u.m.b.a. (Kraftwerk champeta house Remix)”, “Play basquet with Pablo Picasso” o “Sabogal se vomito (Robot La Momposina dance Remix)".

- Yo admiro las letras de René porque siento que el rock tiene un fallo y es que no ha sido consecuente con lo que dice, no ha sido capaz nunca de cambiar nada, quiero decir, usted escucha cualquier grupo de rock y canta contra el sistema, contra el dinero, todo está mal, nada sirve. Cantan eso y salen del concierto, y se suben en su volkswagen gold y se van a almorzar a McDonalds, y llegan a la casa y ven Sony Entertainment Television. Entonces, dejen de ser farsantes, ustedes no están cambiando el mundo, no sean mentirosos. Nosotros por eso no tenemos bandera ni una ideología clara, no le estamos jugando a nada porque sabemos que es irrelevante cualquier acción. La historia no se cambia con tres palabras.

El álbum, como lo promocionan en su página Web, es un disco con “120 horas de grabacion para 50 minutos de punk odioso, sabroso y crujiente, con la receta original de Odio a Botero”.

Y sin duda una de las cosas que la hace más original es la
participación de una voz femenina. Una mujer cantando punk, eso se ve poco por aquí, pero ellos les pareció una magnífica idea convencer a Carolina Cantor para que aprovechara su dulce voz y los acompañara.

Carolina es una joven de baja estatura, de rostro angelical y bastante callada o ¿tímida? Ella nunca había participado en un grupo y menos de rock. Durante años se dedicó a estudiar música clásica. Sin embargo un día sus amigos la convencieron para que hiciera parte de esta propuesta y después de analizarlo en silencio, aceptó.

- Lo que me convenció fue la posibilidad de cantar, me gustó hacerlo, me pareció divertido (dice con un tono de voz suave, tenue). Para mí es muy interesante estar en Odio porque nunca había hecho esta música, toda la vida he hecho música muy distinta, música clásica. Es una experiencia muy interesante porque no sólo es interpretativa, aquí no hay unas partituras que deba tocar sino que tengo que inventarme las melodías, eso me gusta.

Este equipo fomardo por René Segura, Jaime Angarita y Carolina Cantor queda completo con Alejandro Pinzón en el bajo y Santiago Vilá en la batería.

¿Qué tal en vivo?

René Segura:En vivo es muy de lujo porque la puesta en escena es: ‘hey muchachos nada importa’ y la música que tenemos es energética, muy fuerte y con esos contrastes a mí me encanta porque generalmente hay pogo y la gente empieza a insultarme a mí, le silban a Carolina, es muy chistoso y delicioso. Tocar es un placer.

¿Qué hacen los integrantes de Odio a Botero además de música? ¿De qué viven? ¿En dónde? ¿Qué les gusta hacer en sus ratos libres?

René toma la vocería. “Yo vivo de mis padres. Todos en realidad. En mis ratos libres que son todo el tiempo (risas), no sé, hago música. Yo ya estudié, me gradué de Arquitectura y acto seguido me pensioné, no tuve que contizar semanas, tengo la chaqueta oficial de pensionado y Jaimito está estudiando, ya va a terminar. Carolina también estudia y Alejo, el bajista ya se graduó, creo que está cotizando para la pensión pronto y Santiago está estudiando
música”.

Todos menos Santiago Vilá son arquitectos. “Somos los arquitectos del punk”, dicen en medio de risas. Carolina agrega que ella dedica casi todo su tiempo libre a leer mientras que Jaime prefiere dibujar y ver “resto de televisión”.

¿Ninguno pensó dedicarse a la Arquitectura?

R.S: ¿Para ejercerla?, no.
J.A: No, ¡Qué chanda!
R.S: Yo estudié Arquitectura para tener el cartón en mi casa. Para cumplir.
J.A: Yo quería estudiar alguna cosa que me dejara dibujar chambonamente y ya.

Encontraron en la música su forma de vida. Una posibilidad clara para expresarse, liberarse, divertirse y soñar. Se ríen todo el tiempo. Hablan poco pero lo que dicen es certero. Saben que las palabras bien utilizadas son un arma.

- Para mí hacer música es un sueño hecho realidad (concluye René Segura). Desde pequeño cuando uno se adueñaba de la raqueta del hermano y escuchaba rock and roll, era increíble. Hacer ahora la música que a uno se le da la gana es un placer, es como si estuviera en el punto medio de mi vida: Tocar rock y el que quiero, lo mejor.

Texto:Katherine Moreno Sarmiento.
Fotos: Odio a Botero.

SUPER LITIO
Los seguidores de Superlitio esperan con impaciencia el concierto de la banda caleña en la décima versión de Rock al Parque.
continuar
+
 
PORNOMOTORA
Los integrantes de la Pornomotora prefieren hablar al calor de una buena cerveza fría. continuar +
 
ODIO A BOTERO
Hablamos con Odio a Botero sobre su punk, su irreverencia, su buen humor y claro, su primer trabajo discográfico.
continuar +
ROBI DRACO
Robi Draco Rosa está extrañamente positivo. El hombre oscuro y algo lúgrube que compuso, cantó y produjo “Vagabundo”,
continuar +
KOYI K UTHO
Es difícil imaginar a un par de músicos hablando con preocupación sobre la relación de las máquinas con el hombre y el destino futuro de la humanidad.
continuar +