Por: Karen Benavides • Colombia.com

La trágica historia de Cachy, el perro que cayó de un edificio y “mató” a 3 personas

Año tras año se recuerda la trágica historia de un perro caniche que, tras caer del piso 13 de un edificio, acabó con la vida de 3 personas que pasaban por el lugar.

Perro cayó de un piso 13 y provocó la muerte de 3 personas. Foto: Shutterstock
Perro cayó de un piso 13 y provocó la muerte de 3 personas. Foto: Shutterstock

Año tras año se recuerda la trágica historia de un perro caniche que, tras caer del piso 13 de un edificio, acabó con la vida de 3 personas que pasaban por el lugar.

Hay sucesos que quedan en la memoria de sus personas, unos por ser muy buenos y otros por el gran impacto que pudieron generar; este último es precisamente el caso de un trágico accidente que se dio en un barrio llamado Caballito, ubicado en la ciudad de Buenos Aires, en Argentina, donde un perro y tres personas perdieron la vida.

Los hechos tuvieron lugar hace 33 años, más exactamente el 21 de octubre del año 1988, cuando Cachy, un perro de raza caniche cayó del piso 13 de un edificio, provocando una gran tragedia pues, no solo se perdió la vida del animal, sino que provocó la muerte de 3 personas que se encontraban pasando por dicho lugar en ese momento.

Al parecer, el canino se encontraba jugando en el balcón de su hogar cuando, desafortunadamente, atravesó por un hueco de la baranda y terminó cayendo al vacío, tal como se pudo conocer en testimonios recogidos por periodos locales que cubrieron la noticia en dicho momento, tras la conmoción que había en la comunidad.

¿Quiénes eran las víctimas?

Lo que causó aún más impacto en dicho accidente, fue la muerte de las 3 personas que pasaban cerca del edificio; una de ellas era Marta Espina, una mujer de 75 años que estaba caminando y recibió el impacto del perro en toda la cabeza, lo cual provocó su muerte de manera inmediata.

Pero eso no fue todo, pues al observar lo que había sucedido con esta persona, Edith Solá, otra mujer de 46 años de edad, decidió correr para ayudar a Marta; no obstante, en medio de la angustia y tras centrar toda su atención en la víctima, no se aseguró de que no viniera ningún vehículo y terminó siendo impactada por “el autobús interno 15 de la línea 55”.

La tercera víctima fue un hombre que presenció todos los hechos y no pudo soportar el impacto de la situación, motivo por el cual minutos después sufrió un ataque cardiaco y, aunque varias personas llamaron a emergencias para que fuera atendido, terminó falleciendo también en una ambulancia que lo llevaba a un hospital.

Un total de cuatro vidas se perdieron en aquel 21 de octubre de 1988, un hecho que era imposible de creer para muchas personas y que llegó a ocupar numerosas páginas en la prensa, donde se explicar lo sucedido, por más extraño que pareciera; y ahora, tras haber pasado 33 años, este hecho sigue siendo recordado por los argentinos con recortes de periódicos de la época.

Artículos Relacionados

+ Artículos