Por: Karen Benavides • Colombia.com

Estudio descubrió que pasar mucho tiempo en el espacio provoca daños cerebrales

Investigadores encontraron encimas que revelan daños cerebrales en astronautas que estuvieron 5 meses en el espacio; son idénticas a las que se producen en los traumas cerebrales.

Daños en el cerebro: el riesgo de los astronautas al pasar mucho tiempo en el espacio. Foto: Shutterstock
Daños en el cerebro: el riesgo de los astronautas al pasar mucho tiempo en el espacio. Foto: Shutterstock

Investigadores encontraron encimas que revelan daños cerebrales en astronautas que estuvieron 5 meses en el espacio; son idénticas a las que se producen en los traumas cerebrales.

Permanecer en el espacio durante largos periodos de tiempo podría llegar a provocar preocupantes daños cerebrales en el ser humano; así lo dio a conocer un estudio realizado por científicos del Instituto de Neurorradiología del Hospital Universitario de la Universidad Ludwig-Maximilians-Universidad de Múnich, el Departamento de Psiquiatría y Neuroquímica del Instituto de Neurociencia y Fisiología de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia y el Instituto de Problemas Biomédicos de la Academia de Ciencias de Rusia.

En la investigación, la cual fue publicada recientemente por la revista especializada JAMA Neurology, se evaluó el estado de salud de 5 astronautas, antes y después de permanecer 5 meses en la Estación Espacial Internacional, tomando muestras de sangre tres semanas antes de partir en su misión, un día después de regresar, una semana después y nuevamente pasadas tres semanas.

Tras analizar las muestras de sangre, los científicos encontraron 5 proteínas que suelen aumentar cuando el cerebro sufre algún trauma, como lo son la beta amiloide (Aß40), la proteína ácida fibrilar glial (GFAP), la luz de neurofilamento (NFL), una segunda proteína beta amiloide y la llamada tau total (T-tau).

“Esta es la primera vez que se han documentado pruebas concretas de daño en las células cerebrales en análisis de sangre después de vuelos espaciales. Esto debe explorarse aún más y considerarse con seriedad si los viajes espaciales se van a volver más comunes en el futuro, no sólo en frecuencia, sino también en la cantidad de candidatos que se involucrarán en ellos”, explicó Henrik Zetterberg, coautor principal del estudio y profesor de neurociencia.

Estos resultados resultan preocupantes para los expertos, teniendo en cuenta que la acumulación de dos de dichas proteínas, como lo son la beta amiloide y la tau total, tienen una relación con el diagnóstico de enfermedades como el Alzheimer; es por esta razón que el objetivo principal es hallar la causa de dichas lesiones cerebrales.

“Debemos ayudarnos unos a otros para descubrir por qué surge el daño. ¿Es la ingravidez, los cambios en el fluido cerebral o los factores estresantes asociados con el lanzamiento y el aterrizaje, o es causado por otra cosa? Aquí, se pueden realizar en la Tierra un montón de estudios experimentales en humanos que nos ayuden a acercarnos a las conclusiones”, agregó el científico.

Esto se suma a anteriores estudios que ya habían demostrado daños cerebrales originados en viajes largos al espacio con imágenes de resonancia magnética, así como otro tipo de consecuencias de la disminución de la atracción gravitacional detectadas, como la pérdida de masa muscular, los problemas de visión al regresar, la pérdida ósea y el dolor de espalda.

Artículos Relacionados

+ Artículos